Un conductor impacta con dos coches aparcados en Celestino Mendizábal

Herido un joven al caer por las escaleras de un local del Antiguo durante la Nochevieja

02.01.2017 | 02:57

Un conductor impactó ayer con dos coches estacionados en la calle Celestino Mendizábal, cerca de la avenida de Pando, hacia las 9.30 horas, tras perder el control del vehículo por causas que investiga la Policía Local. El choque, que provocó numerosos daños materiales a los automóviles, curiosamente ocurrió un cuarto de hora después de que un vehículo robado de la contrata municipal de limpieza volcara a escasos metros, frente a las torres de Pando, y la Policía Local detuviese a dos hombres como autores de un delito de robo con fuerza y otro de hurto y uso de vehículo.

La Nochevieja también se saldó con un joven ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) afectado con un traumatismo cranoencefálico al caerse por las escaleras de un local de la calle Carta Puebla, en el casco antiguo. Al cierre de esta edición, su estado era reservado.

La noche del 31 de diciembre resultó movida para los servicios sanitarios, que intervinieron en las principales zonas de marcha de la ciudad -especialmente en el casco antiguo y Pumarín- para atender a personas en estado ebrio e incluso afectadas por el consumo de drogas como hachís, marihuana y cocaína. El número de actuaciones realizadas aún no ha sido concretado, pero la mayor concentración de intervenciones tuvo lugar de dos a seis de la mañana. Es decir, en plena fiesta de Nochevieja (algunos locales ofrecían eventos multitudinarias) y durante el trayecto de regreso a casa de los asistentes. La Policía Local también intervino a lo largo de la noche en diversos puntos de la ciudad junto a los técnicos de las ambulancias y realizó controles de alcoholemia.

La del 31 de diciembre de 2016 fue una de las Nocheviejas más gélidas que se recuerdan en Oviedo, con temperaturas bajo cero, y también una de las más agitadas, aunque sin incidentes graves.

Incidentes similares ocurrieron en la ciudad el año pasado con la detención de un conductor ebrio que impactó contra dos vehículos estacionados en la calle Joaquina Bobela de Pumarín. No fue esta la única alcoholemia positiva. Otro conductor resultó detenido en la calle Arzobispo Guisasola por conducir bajo los efectos del alcohol y la Policía Local detectó otras dos alcoholemias, aunque administrativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine