Los hosteleros ven un "balón de oxígeno" en los ocho meses de plazo para cambiar sus terrazas

Los locales ovetenses esperarán al 30 de septiembre para adaptar sus espacios exteriores a la nueva normativa municipal

02.01.2017 | 02:59
Terrazas de grandes dimensiones que tendrán que adaptarse a la nueva normativa, ayer, en Gascona.

Los hosteleros ven los ocho primeros meses de 2017 como un "balón de oxígeno" para adaptarse a la nueva ordenanza municipal que les obliga a separar de sus fachadas las terrazas de grandes dimensiones (llamadas técnicamente de tipo "b"). Es decir, a lo mismo que tuvieron que hacer el año pasado los dueños de terrazas pequeñas o tipo "a" (aquellas que simplemente cuentan con mesas y sillas en la calle, sin estructuras fijas ni cubiertas parciales o totales). Así lo asegura la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea), en referencia a la prórroga dada por el Ayuntamiento para poder cumplir con la normativa. De no haber sido así, los dueños de las cerca de sesenta grandes terrazas que hay en Oviedo tendrían que haberse adaptado el 1 de enero. Así, en caso de no poder hacerlo por falta de tiempo, presupuesto o ambos, habrían tenido que renunciar a las mesas y sillas del exterior de sus establecimientos.

El nuevo plazo finalizará el 30 de septiembre, por lo que la mayoría de profesionales están elaborando el proyecto de su nueva terraza y calculando el dinero que invertirán, e incluso agotarán la prórroga. Las áreas que concentran mayor número de instalaciones de grandes dimensiones son Gascona y la Ruta de los Vinos (la calle Manuel Pedregal y las de su entorno).

La modificación de la normativa de terrazas introducida por el tripartito y que entra en vigor dentro de ocho meses es más benévola que la reglamentación original que establecía que "las terrazas no podrán exceder del frente del establecimiento principal", o lo que es lo mismo, prohibía que la terraza sobresaliese por los lados. Sin embargo, ahora los hosteleros sí podrán hacerlo. Tanto los que tienen espacios exteriores de tipo "b", como los que tienen de tipo "a". Según Otea, algunos propietarios de pequeñas terrazas estudian la posibilidad de cambiar de nuevo su espacio exterior para ganar metros y por tanto beneficiarse de la modificación de la normativa.

Los que se encuentran en pleno proceso de estudio son los hosteleros del Bulevar de la Sidra, que en los próximos meses presentarán al Ayuntamiento un proyecto común de terrazas. La asociación de sidrerías de la calle Gascona quiere que todos los establecimientos de la vía tengan el mismo tipo de terrazas o al menos que las estructuras sean lo más uniformes posibles y cumplan con la modificada ordenanza municipal. El presidente de la agrupación y a su vez propietario de "La Pumarada", Paco Colunga, aboga por que la calle se convierta en un referente nacional y exportable, al igual que lo es, por ejemplo, la calle Larios de Málaga". La propuesta, que estudia incluso la posibilidades algún tipo de cubierta sobre la calle, está supervisada por el arquitecto y antiguo decano del Colegio de Arquitectos de Asturias, Alfonso Toribio, se encuentra en fase previa de redacción, y ya ha sido planteada al gobierno local. En concreto, al concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, que la valora positivamente a falta de conocer los detalles. Una vez elaborado el proyecto dentro de uno o dos meses, el Ayuntamiento deberá dar su visto bueno para que las trece sidrerías del bulevar se pongan manos a la obra. En especial, las seis con terrazas de grandes dimensiones.

Habrá un establecimiento de Gascona que no saldrá bien parado: la primera sidrería de la cadena Tierra Astur de la ciudad, situada al inicio de la vía, en su entronque con la calle Jovellanos. A priori, tendrá que desaparecer para cumplir con un decreto regional -incluido en el reglamento- que delimita el entorno de protección de la Cámara Santa y del resto de Bienes de Interés Cultural. La resolución le afecta por los pelos, o mejor dicho, por unos metros. La ordenanza municipal prohíbe que haya terrazas de grandes dimensiones "dentro del ámbito de delimitación del entorno de protección de la Cámara Santa y del resto de Bienes de Interés Cultural declarados en el casco histórico de la ciudad de Oviedo". El texto hace referencia a un decreto del Principado de Asturias que detalla las parcelas y tramos urbanos beneficiados por esta defensa. Y entre ellos, señala la localización actual de esa terraza de Gascona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oviedo

Cinco intoxicados en Piedramuelle, entre ellos dos niños, por una caldera averiada

Cinco intoxicados en Piedramuelle, entre ellos dos niños, por una caldera averiada

La familia del chalé, una pareja con hijos y con la abuela, avisó a emergencias al sentirse...

Los ciudadanos aprueban las multas para mantener la limpieza en las calles

Los ciudadanos aprueban las multas para mantener la limpieza en las calles

Los vecinos proponen trabajos sociales como alternativa a los 750 euros de sanción por orinar...

Los secretos del Naranco, al descubierto

Los secretos del Naranco, al descubierto

El grupo de montaña Vetusta reunió ayer a alrededor de una veintena de personas para descubrir...

El juicio del crimen de la mancuerna celebra hoy su segunda jornada

El juicio del crimen de la mancuerna celebra hoy su segunda jornada

El juicio contra Jorge Portillo, único inculpado por la muerte de Isabel Márquez Uría el 5 de...

De fabricar armas a vender arroz

De fabricar armas a vender arroz

Pepe Álvarez, uno de los 55 despedidos de la factoría de Trubia, celebra su exitoso reciclaje al...

Enlaces recomendados: Premios Cine