Rosón considera que la remunicipalización del servicio es "un hito para la ciudad"

04.01.2017 | 09:51

Luego está "la inexperiencia" de esos trabajadores, según denunciaba Ignacio Lobo. Los nueve trabajadores de la Oficina de Recaudación Municipal son funcionarios que hasta ahora desempeñaban otras labores en el Ayuntamiento. Tres de ellos se presentaron voluntarios para el puesto, pero el resto acabaron allí "por designación de los concejales", explican fuentes municipales. "Van muy lentos, se atascan mucho y lo tienen que preguntar todo", afirmaba Lobo.

Aunque la plantilla de trabajadores de la nueva Oficina de Recaudación es mucho más reducida que la prevista inicialmente por el tripartito -al menos hasta que un juzgado diga lo contrario-, el Ayuntamiento cuenta con la ayuda del Ente de Servicios Tributarios del Principado, situado en la calle Hermanos Pidal. Este organismo se encargará a partir de ahora de gestionar expedientes relativos a la viñeta, el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y los trámites de recaudación ejecutiva (fundamentalmente embargos). Por su parte, los operarios de la oficina situada en la calle Cimadevilla tramitarán el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), las plusvalías, las multas, las tasas y los precios públicos. "Aunque aquí no se haga todo no es de recibo contar con tan poca gente en plantilla. Está claro que se van a necesitar más trabajadores para que esto pueda marchar más o menos bien", asegura Faustino Menéndez, otro de los ovetenses que ayer estuvo en la Oficina de Recaudación Municipal.

Otra de las cosas que molestó a los usuarios durante la jornada de ayer fue que no se pudieran hacer pagos con tarjeta de crédito. "Llevo toda la mañana aquí para pagar una multa. Primero estuve haciendo cola durante un buen rato y cuando me tocó el turno me dijeron que no podía pagar con tarjeta, con lo que tuve que salir para ir al banco y volver con el dinero en la mano. Esto no puede pasar en el año 2017", denuncia José Luis Fernández, que acudió a Oviedo desde Sama de Grado para abonar una sanción "por aparcar mal" en la ciudad. "No se puede perder tanto tiempo para una operación tan simple como esta. No me quiero ni imaginar si estos trabajadores tienen que enfrentarse a trámites más complicados con la poca agilidad que tienen ahora mismo", añade Fernández.

Por el momento tampoco es posible pagar a través de internet. Las llamadas pasarelas de pago, el sistema por el que los ciudadanos podían abonar hasta ahora sus recibos a través de la web de La Auxiliar, no estará disponible todavía porque la empresa aún no ha entregado el software al Ayuntamiento que permitirá poner en marcha el servicio. Según fuentes del Ayuntamiento, ese problema quedará solventado "a partir del día 14" de este mismo mes. A pesar de todas estas trabas, hay ciudadanos que piensan que "hay que tener paciencia" con el nuevo servicio. "Aunque todavía están empezando y existen problemas que son lógicos, el servicio de recaudación de un ayuntamiento no puede estar en manos privadas", aseguraba José Manuel González.

En esa línea volvió a posicionarse ayer el concejal de Economía, Rubén Rosón (Somos), quien calificó como "un hito para la ciudad" la remunicipalización del servicio. "Hemos conseguido que los impuestos de Oviedo vuelvan a ser gestionados por un organismo público y no en un edificio alquilado por una empresa privada. Las cosas no han sido fáciles porque los tribunales nos han impedido contratar a 29 personas más para trabajar en este servicio, pero hemos encontrado otra solución para garantizar que la recaudación está al cien por cien en manos públicas, al igual que lo hacen el resto de ayuntamientos de la región", explicó Rosón. Según el edil, la nueva situación permitirá que el Consistorio ahorre "unos cinco millones de euros" al año. "La empresa privada que estaba hasta ahora nos cobraba unos ocho millones al año y nosotros calculamos que ahora el servicio nos costará tres", subrayó el concejal de Economía.

Otro concejal del tripartito, Roberto Sánchez Ramos (IU), recalcó también ayer que el Ayuntamiento va a recurrir las decisiones judiciales que han paralizado los procesos de selección de los 29 trabajadores para el servicio de recaudación. "En este Consistorio hemos sido condenados por querer meter a trabajar a 29 personas", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oviedo

El Tránsito de Santa Bárbara, con marcas de meadas en la pared de la Catedral.
Mear y cagarla

Mear y cagarla

Las multas de 750 euros por orinar contra la Catedral han pillado a hombres, mujeres, jóvenes y...

Uno de cada diez niños puede tener trastornos del lenguaje

Los logopedas aseguran que muchas casos se detectan tarde y provocan consecuencias negativas en el...

La barra de pesas, "un arma mortal"

La barra de pesas, "un arma mortal"

Los agentes que analizaron el piso de la calle General Zuvillaga creen que la mujer recibió el...

"Nuestro hijo nos salvó la vida", afirma la familia intoxicada en Piedramuelle

"Nuestro hijo nos salvó la vida", afirma la familia intoxicada en Piedramuelle

La caldera averiada había pasado la revisión anual el pasado diciembre, afirman los padres, ya...

La canonjía, más oficio que beneficio

La canonjía, más oficio que beneficio

José Ramón Garcés se incorpora al cabildo de la Catedral, donde las tareas superan a las antiguas...

Vázquez Suárez: "No hay película sin línea biográfica y sin que se ejercite un conflicto"

Vázquez Suárez: "No hay película sin línea biográfica y sin que se ejercite un conflicto"

El conferenciante de la Escuela de Filosofía propone entender el cine como "representación de...

Enlaces recomendados: Premios Cine