Taboada cede ante los vecinos de Olivares y deja que sólo ellos voten el nombre de las calles

El resto de los ovetenses no podrán tomar parte en la decisión, algo que sí se hizo con el Bulevar de Santullano de la "Y"

06.01.2017 | 03:44
encuentro acalorado.

La presión de los vecinos fue tan intensa durante su última visita al centro social de Olivares que la edil responsable del área de Participación Ciudadana, Ana Taboada (Somos), se ha visto obligada a modificar el sistema de votación elegido inicialmente por su concejalía para dar nombre a las calles del barrio. Serán sólo los censados en Olivares y no todos los ovetenses, como se había planteado en un principio, los que puedan votar para tomar decisiones. La marcha atrás del tripartito ha sido bien recibida por la mayoría de los vecinos de la zona, aunque también hay un sector del barrio sorprendido ante la "política cambiante" del Consistorio, que en su día convocó un "referéndum general" para que toda la ciudad eligiese el nombre del Bulevar de Santullano -la entrada a Oviedo por la "Y"- y que "cambió a su gusto y sin contar con nadie" las calles alusivas a la dictadura franquista.

Y es que en Olivares hay una guerra abierta desde hace tiempo a raíz del proceso de elección del nombre de las calles del barrio, que hasta ahora no tienen generando así problemas a los residentes en su vida cotidiana, ya sea a la hora de pedir una pizza, para recibir el correo o aún peor, para llamar a una ambulancia en un caso de urgencia. La raíz del conflicto es que hay dos sectores vecinales enfrentados. Por un lado están los que quieren que las calles del barrio se bauticen con la toponimia tradicional, es decir que esos espacios lleven el mismo nombre "por el cual se les ha conocido siempre". Este sector representa a la mayoría del barrio. Pero en el otro frente de la batalla se encuentran otro grupo de vecinos, una minoría, que prefiere que las calles lleven nombres de futbolistas históricos y destacados del Real Oviedo. Estos últimos defienden que Olivares está a un paso del Tartiere y que ya existen otras vías dedicadas a exfutbolistas, pero los primeros consideran que el fútbol no tiene la importancia suficiente como para llevarse por delante la historia que forjaron sus antepasados.

Durante el acto de presentación de ambas propuestas, que se celebró el pasado 20 de diciembre, ese conflicto volvió a salir a la luz en presencia de Taboada. Cuando se abrió el turno de palabras, muchos vecinos se levantaron para explicar -algunos con un tono de enfado- que "abrir las votaciones" beneficiaba "a la minoría" que plantea bautizar las calles con nombres de futbolistas destacados del Oviedo frente "a la gran mayoría" que prefiere utilizar la toponimia tradicional. "No será un proceso limpio. Esto sólo nos afecta a nosotros y si vota toda la ciudad ganará de calle la opción de los futbolistas cuando los vecinos de Olivares ya hemos dejado claro que no la queremos", dijo uno de los críticos con el sistema de elección. "Nos quieren engañar. Saldrán lo que ustedes quieran señora Taboada. En ningún momento se ha publicitado que las votaciones iban a ser para todo Oviedo", le dijo otro de los presentes a la edil.

Ante la insistencia de los vecinos, Ana Taboada prometió allí que iba a estudiar la propuesta formulada de manera informal por los vecinos y les instó a que la presentaran formalmente por registro en el Ayuntamiento. Lo hicieron y su pelea ha dado frutos. No obstante, la reacción crítica no se ha hecho esperar. Durante la tarde de ayer ya circulaba por las redes un comunicado bajo el epígrafe "Obligada lectura para oviedistas" en el que se carga contra el tripartito y se denuncia la "ilegalidad" de la resolución "porque el proceso ya estaba iniciado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine