Espicha gratuita hoy en El Escamplero para olvidar el motín de las uvas en Nochevieja

La parrilla en la que se rebelaron los clientes convoca una comida y una fiesta flamenca para agradecer el apoyo recibido

08.01.2017 | 04:54
Zona de acceso a la parrilla de El Escamplero en la que surgieron los incidentes de la pasada Nochevieja.

Cambios en la dirección, un nuevo rótulo y una espicha gratuita con el objetivo de borrar agravios y agradecer los apoyos recibidos. Los responsables de la parrilla El Olivo, ubicada en El Escamplero (Las Regueras), quieren borrar el mal sabor de boca de la reciente cena de Nochevieja y transformarlo en alegría y baile. Con este objetivo, han programado para las ocho de la tarde de hoy una comida típica asturiana y, a partir de las once de la noche, una fiesta flamenca. De hecho, el local reguerano dejará de llamarse El Olivo y pasará a denominarse El Corral de la Bulería.

"Queremos agradecer lo bien que se ha portado con nosotros mucha gente que nos ha apoyado estos días de forma constante", explicaron ayer los gestores del establecimiento. "También queremos pedir disculpas por lo sucedido en Nochevieja", añadieron.

Estas declaraciones hacen referencia a la cena celebrada en la parrilla el pasado día 31. Un total de 340 comensales acudieron a un evento que, al precio de 35 euros por cabeza, ofrecía, además del menú, sopas de ajo, chocolate con churros y un baile con orquesta. Las quejas de los clientes se convirtieron casi en un motín cuando comprobaron que 140 de ellos se quedaban sin uvas. Llegó a intervenir la Guardia Civil.

En las redes sociales y mediante otros cauces, una parte de los clientes han descrito un panorama según el cual muchos de ellos se quedaron casi sin comer, apenas había luz, la calefacción no funcionaba, se organizó una tangana en la cocina, los responsables de la parrilla estuvieron desaparecidos parte de la noche...

Entre tanto, los gestores del negocio replican que "cumplimos en todo momento con el menú, excepto con la tarta de frixuelos y las uvas". Los responsables del establecimiento no tienen noticia de que los comensales hayan presentado denuncia alguna. Ellos no descartan llevar a los tribunales "a quienes lo mezclen todo y decidan perjudicarnos de forma injusta". "Cada uno cuenta su versión, y entendemos que lo mejor es que la gente nos conozca directamente", señalan los responsables del establecimiento con los ánimos más sosegados. Piden que las personas que quieran acudir a la espicha y la fiesta flamenca de esta tarde-noche comuniquen su asistencia en el teléfono 684619115. "Nos gustaría que vinieran los clientes de la Nochevieja, pero también los que no han estado", afirman. Y agregan: "Estamos impresionados de la cantidad de apoyos que hemos recibido para que sigamos adelante".

A juicio de Maribel Méndez Ramos, alcaldesa de Las Regueras, el escándalo de El Olivo "ha tomado unas dimensiones excesivas". "Espero que este incidente no empañe la buena fama de la hostelería y la gastronomía de Las Regueras, que está muy bien asentada y muy justificada", puntualizó la regidora reguerana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine