El detenido en la glorieta de San Lázaro denuncia que le "masacraron" en el calabozo

El joven ucraniano Volodymyr A. asegura que dos agentes le dejaron inconsciente a golpes, le privaron de agua y le humillaron

11.01.2017 | 08:32

El joven ruso de nacionalidad ucraniana Volodymyr A. -de 26 años y originario de Donetsk, aunque residente en España desde que era pequeño- tardará en olvidar el día de Reyes. Admite que se tomó dos copas, y que, en la glorieta de San Lázaro, terminó perdiendo los papeles por un nimio incidente de tráfico. "Casi nos dimos un golpe con otro coche y los ocupantes del otro vehículo empezaron a meterse con mi mujer. Yo sólo intenté defenderla", relata. Asegura que pudo empujar a los ocupantes del otro coche, "no para agredirles, sino para distanciarles", y que quizá se resistió a la detención cuando un policía de paisano llegó por detrás y le inmovilizó, porque no sabía quién le tenía agarrado. "Comprendo que en ese momento me tirasen contra el suelo para ponerme las esposas", admite. En el coche policial rompió de una patada la ventanilla al pensar que iban a por su mujer. "Lo reconozco y la voy a pagar", asegura.

Pero lo que considera un abuso, y es lo que denunció ayer por la mañana ante el Juzgado, es el trato que dice haber recibido en la Comisaría. "Me masacraron", asegura en el escrito, que acompaña con un parte médico que incluye todo tipo de lesiones. "Tengo la nariz rota, los pómulos, no puedo abrir la boca", dice, con los ojos aún amoratados.

"Me metieron en la celda y entraron dos policías grandes con guantes. Me bajaron los pantalones y me empezaron a pegar y a pegar. No sé cuanto tiempo. Me pareció eterno. Luego me dijeron: 'Ponte los pantalones', sin parar de reírse, y terminé desmayándome. Vomité sangre. Cuando me tomaron declaración no paraban de reírse: que dónde me había caído así, que si era muy duro, que si iba puesto. Luego me llevaron a otra celda y me tuvieron toda la noche sin beber agua", refiere. Al día siguiente, domingo, le atendió un policía con mayores atenciones y pasó ante el juez, donde no le dejaron denunciar malos tratos. "Tengo que denunciarlo para que no le pase a otro", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Oviedo

Los empleados de La Auxiliar irán mañana a reclamar su puesto en el Ayuntamiento

Los empleados de La Auxiliar irán mañana a reclamar su puesto en el Ayuntamiento

La antigua contrata de Recaudación y sus trabajadores abren un nuevo frente judicial por la vía...

El asesino de Isabel Márquez "necesita que le adulen y es experto en el engaño"

El asesino de Isabel Márquez "necesita que le adulen y es experto en el engaño"

El jurado declara por unanimidad a Jorge Portillo culpable de matar a su novia al considerar que...

Educación potencia el uso del "Pavo Real" para la Universidad Popular

Educación potencia el uso del "Pavo Real" para la Universidad Popular

El equipamiento del Campo San Francisco acogió ayer por primera vez uno de los talleres del...

El tripartito altera el conjunto histórico de Olloniego sin permiso de Patrimonio

El tripartito altera el conjunto histórico de Olloniego sin permiso de Patrimonio

El municipio construye por medio de una escuela taller un área de recreo en el entorno de la...

Melquíades Cabal crece por Comandante Bruzo

Melquíades Cabal crece por Comandante Bruzo

El vecindario está inquieto por cómo se ajustará la numeración al fundirse en una las dos calles...

Enlaces recomendados: Premios Cine