18 de marzo de 2017
18.03.2017

El Principado sale en defensa de la Iglesia y pide que no se atente contra la Catedral

El cabildo confía en que el Ayuntamiento sea más cauto antes de hacer conciertos o instalar elementos ante el templo

18.03.2017 | 02:49

Ni conciertos en la Catedral ni escenarios pegados al templo como el que se instaló en la última prueba de la San Silvestre. Eso es lo que ha venido a decir, con otras palabras, el Consejo de Patrimonio de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias. El Cabildo catedralicio solicitó el pertinente informe para las obras de reparación de la fachada del Claustro de la Catedral y el Principado le ha dado algo más que luz verde al proyecto. Le ha dicho también que "cualquier actuación en los entornos de los Bienes de Interés Cultural debe ajustarse al cumplimiento de los artículos 50 y 58 de la Ley 1/2001 que establecen que las intervenciones y los usos de estos espacios no pueden alterar el carácter arquitectónico y paisajístico del área, perturbar la contemplación del bien, o atentar contra la integridad física del mismo".

La coletilla tiene toda la intención, pues en el proyecto de reparación de la fachada del Claustro de la Catedral, dirigido por el arquitecto del Plan Director de la Catedral, Jorge Hevia, se justifica la intervención por los desprendimientos de piedra que han tenido lugar en esta zona, que se vinculan también con los problemas de ruido.

El Cabildo catedralicio emitió una nota congratulándose de las reflexiones de Cultura sobre la prohibición de atentar y perturbar la contemplación de la Catedral. El Cabildo, recalca el escrito, "ha denunciado en numerosas ocasiones el perjuicio que suponen ciertas actividades en la plaza, que conllevan un alto nivel sonoro, con sus correspondientes vibraciones en la piedra y las paredes del templo".

El deán de la Catedral, Benito Gallego, incidió en el "interés" del informe de Cultura, ya que, explicó, "no sólo habla de las vibraciones que pueden producir los conciertos, sino también de elementos que impiden la visión, como el que instalaron en la carrera de San Silvestre, un armatoste tremendo".

Benito Gallego confió en que Cultura haya remitido también el informe al área de Patrimonio del Ayuntamiento de Oviedo y en que a partir de ahora el Ayuntamiento tenga en cuenta que existe esa ley referida a la protección del entorno de los Bienes de Interés Cultural, como la Catedral.

"Sería bueno que lo hicieran", continuó diciendo Benito Gallego, "para proteger algo que no sólo es un edificio religioso, sino que también es patrimonio de Oviedo y al que corresponde cuidar del patrimonio de la ciudad es al Ayuntamiento".

Por otra parte, el Cabildo anunció también que el jueves dieron comienzo las obras de restauración del Arca Santa, conservada en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo. El proyecto de restauración está dirigido por la restauradora de Orfebrería del Instituto del Patrimonio Histórico Español, dependiente del Ministerio de Cultura, María Paz Navarro.

Al mismo tiempo, el Cabildo catedralicio, tras sopesar distintas opciones, ha adjudicado el proyecto de restauración a la empresa "Talleres de Arte Granda", por su experiencia en trabajos similares de gran minuciosidad.

A partir de una radiografía que permite observar las carencias y defectos del Arca Santa, se desmontarán sus placas de plata y se procederá a su limpieza; asimismo, se revisará la madera, en el interior del Arca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine