26 de marzo de 2017
26.03.2017

Ojeda, en el pregón del Costalero: "La Semana Santa somos todos, creamos o no"

El famoso y polémico periodista jerezano fue interrumpido durante su alocución por numerosos aplausos

26.03.2017 | 03:00

Al periodista jerezano Álvaro Ojeda el escándalo no le acompañó a Oviedo, como esperaban muchos y otros tantos lo cacarearon por las redes sociales. El famoso "youtuber", con más de un millón de seguidores, pronunció ayer el VI Pregón del Costalero de Los Estudiantes, y lo hizo en la capilla de la Universidad, llena hasta la bandera y con un público entregado que no escatimó aplausos a los largo de un acto que se prolongó durante más de dos horas.

En el exterior del Edificio Histórico de la Universidad un furgón policial por si las moscas; y en la puerta de acceso al claustro dos policía nacionales, atentos a cualquier inesperado boicot. Al final todo quedó en agua de borrajas, pese a los comunicados contrarios al acto salidos desde organizaciones del ámbito estudiantil y a algún que otro rifirrafe en redes sociales.

"Ya lo ven, aquí me tienen y no ha pasado nada", bromeó el pregonero nada más tomar la palabra. Después, se puso serio porque para Álvaro Ojeda aunque se defina como "un nazareno sin fe", un pregón cofrade es algo muy serio, y "más aún en una capilla".

"Oviedo, al otro lado del sur, al otro lado del mar. Me tiemblan las piernas, aunque conmigo viene Jerez revestido de blancura y con banderas de España", se arrancó el andaluz interrumpido por frecuentes aplausos.

En pocos minutos, el pregonero se había tenía al auditorio en el bolsillo. Hasta logró arrancar lágrimas cuando, mirando al cielo se preguntaba, entre reproches, por qué su madre había muerto.

"La Semana Santa somos todos, Jesús, María y José. En ella me crié, crecí y moriré. Todos somos Semana Santa, creamos o no", abundó Ojeda que no pudo evitar concederse una pequeña licencia para la esperada crítica a Podemos, uno de sus caballos de batalla y tema más recurrente. "Dicen si él, refiriéndose a Jesús, era como ellos, asambleario; y yo les digo que no, que aquel hombre no defendía a asesinos y sí defendía la vida". Aplausos y gente en pie.

"Los que me siguen en las redes sociales saben que siempre digo lo que pienso". Sentimiento, emoción, mensajes subliminales y una cuidada escenografía se juntaron para que el pregón de ayer sea difícil de olvidar. No faltó detalle. El periodista jerezano recordó la muerte de la periodista de la cadena Cope, corresponsal durante décadas en el Vaticano, Paloma Gómez Borrero. Pidió Ojeda un minuto de silencio.

"La escuchaba todos los días antes de comenzar mi programa de deportes", un recuerdo que le sirvió para rememorar sus inicios radiofónicos, de la mano del que ayer fue su presentador, Miguel Perea, vicepresidente de la Junta de Hermandades de Jerez.

Y llegó la hora de la despedida. Con los brazos abiertos concluyó como empezó, pero con rumbo contrario. "Me marcho al otro lado del sur, al otro lado del mar, y lo hago agarrado a la Virgen de la Esperanza".

Tras el pregón hubo una sorpresa para los cinco costaleros que cumplieron diez años bajo el paso: Arcadio Álvarez, Marco Antonio Rivera, Luis Manuel Fernández, Roberto Fernández y Manuel José Álvarez. A todos ellos se les entregó una pequeña figura de costalero con su cara esculpida.

Y así terminó un acto tan largo como intenso que había arrancado con la presentación de las dos nuevas figuras que vienen a completar el paso del Misterio de la Sentencia: la del centurión Longinos y la del esclavo etíope, que una vez destapadas fueron bendecidas por Fernando Llenín, párroco de San Francisco de Asís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine