21 de abril de 2017
21.04.2017

Los vecinos exigen que se remate la obra de Vázquez de Mella

"Los obreros vienen a trabajar cada dos días", denuncian los residentes, que temen que "no acaben antes de San Mateo"

21.04.2017 | 03:46
Por la izquierda, Feli Bermejo, Marga Fernández, Tina Díaz, Duchi Lana y Marta Carreño, ayer, delante de las obras de la calle Vázquez de Mella.

Los vecinos y comerciantes de la zona peatonal de la calle Vázquez de Mella aún siguen padeciendo las secuelas de las obras del colector, unos trabajos que en su día obligaron a cortar al tráfico la rotonda que sirve como principal conexión de los barrios de Las Campas, La Argañosa, Vallobín y La Florida con el resto de la ciudad. El grueso de la obra se terminó incluso antes de lo esperado y los vecinos aplaudieron la celeridad de los trabajos y el pronto restablecimiento de la circulación, pero el proyecto no acaba de rematarse y las protestas cada vez suenan con más fuerza. "Estuvo muy bien que terminasen pronto, pero ahora llevamos casi un mes con la calle patas arriba. Está lleno de vallas, suciedad, socavones... Y aquí vienen a trabajar los obreros cada dos días", denuncia Feli Díaz, una ovetense que reside en esa calle.

Las quejas provienen de la zona peatonal de Vázquez de Mella, la parte de la calle que parte desde el cruce con Ramiro I. "Sólo hay dos personas trabajando y no acuden a la obra todos los días. Si siguen a este ritmo no acabarán antes de San Mateo. No podemos seguir así", añade Díaz, que pide celeridad al Ayuntamiento para que se rematen los trabajos. "Algunas de las zanjas están tapadas, pero se encuentra todo sin asfaltar. Los camiones de reparto que vienen a dejar mercancías a las tiendas y comercios no pueden pasar y nosotros las pasamos canutas para entrar en los garajes. Parece la guerra", subraya. "Además también afecta a la zona del parque infantil", añade Feli Díaz.

Tina Díaz, que tiene una librería en la zona, se mantiene en la misma línea. "La obra empezó y la aguantamos porque es necesaria, pero a pesar de haberla terminado pronto ahora se han desentendido por completo de lo que queda por hacer", asegura. "Tengo un socavón delante de mi negocio desde hace casi un mes. A nosotros todo esto nos está haciendo mucho daño porque notamos como la gente evita pasar por aquí y eso supone un golpe para nuestra economía", denuncia Díaz. Según sostiene, "el otro día vi una rata campando a sus anchas por la calle porque todo está lleno de suciedad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine