18 de junio de 2017
18.06.2017

Los primeros rayos de sol empujan a los ovetenses a la piscina

"Tendremos pocos días tan buenos", apuntan los numerosos vecinos que ayer acudieron a las instalaciones municipales para combatir el calor

18.06.2017 | 04:40
Los primeros rayos de sol empujan a los ovetenses a la piscina

A los ovetenses les faltó tiempo ayer para tirarse de cabeza a la piscina. Los primeros rayos de sol, el calor y las ganas de diversión se conjugaron con los astros para hacer que el verano se adelantara unos días en una capital de Asturias que vivió su primera jornada multitudinaria en las piscinas locales. Niños tirándose al agua y jugando a las cartas sobre sus toallas, madres aguantando la radiación del astro rey para lograr un rápido bronceado y padres "tirados a la bartola" para cargar pilas fueron las estampas más repetidas en los diez equipamientos municipales y clásicos enclaves del verano local como el Centro Asturiano de Oviedo o El Cristo.

"Si por mi fuera me pasaba el día metida en el agua", confesaba la pequeña Mónica Madera, que acompañó a su tía a las instalaciones para poner en práctica su afición a la natación. "Me gusta mucho y más en verano cuando hace este calor", declaró la niña, mientras sus acompañantes destacaban las bondades de la piscina del Centro Asturiano. "Es lo más práctico y cercano que tenemos en la ciudad para tratar de combatir los días de calor sofocante", indicó una Carmen Madera que se declara una piscinera habitual desde pequeña.

La pasión por este tipo de instalaciones es compartida también por una Rosa Giménez, que ayer acudió acompañada de los niños y varios amigos, iniciando una temporada que cruza los dedos para que cuente con muchos días como el de ayer. "Nos priva venir a la piscina en pandilla", declaró para luego justificar su predilección por este tipo de instalaciones frente a las playas. "Lo tenemos a mano, no hace falta madrugar y tampoco tenemos que padecer los atascos que hay por estas épocas en las autovías", defiende la vecina que, no obstante, no se muestra muy optimista con las previsiones meteorológicas. "Creo que tendremos pocos días tan ideales como este a lo largo del verano", sostuvo, asegurando que las piscinas del Naranco suelen verse perjudicada por la altura. "A veces hace bueno, pero tira aire y lo estropea", añade.

Algo más positiva se muestra Mónica Salinas, que si bien reconoce que "los caprichos del tiempo" dificultan la planificación del tiempo libre, cree necesario no perder ni un segundo de sol. "Hay que exprimir el verano desde el primer rayo de sol, aunque todavía estemos en primavera", sugiere una Salinas que no falla a su cita con las piscinas desde su infancia. "Desde bien pequeña que soy socia y vengo siempre aquí porque para mí es el mejor sitio de la ciudad", apunta sobre lo que considera "una mezcla de agua y montaña única en Asturias".

De todos modos, no hay nadie que espere más los momentos como los de ayer como los pequeños de la casa. Si no que se lo pregunten a Cristina Robles, los hermanos Paula y Diego Zarzuelo, Victoria Hevia y Ana Celia González. Estos cinco niños forman una pandilla que ayer alternó desde primera hora de la tarde las partidas de cartas con los chapuzones. "¿Me puedo tirar ya?", preguntó la niña que apenas necesitó un segundo para lanzarse al agua desde que recibió la autorización de sus acompañantes.

En el caso de la piscina de San Lázaro, la más concurrida de las diez de titularidad municipal que abrieron sus puertas el jueves, la actividad de niños y jóvenes también fue notable. El hecho de contar con unas amplias instalaciones y menos masificadas que casos como el Centro Asturiano posibilitó que muchos asistentes se pasasen horas tirándose al agua para sacudirse los efectos del calor.

Aspecto similar al que presentaron también las piscinas de las zonas rurales que vivieron su primer día de gran actividad. Trubia, Las Caldas, Olloniego, La Monxina, La Corredoria, Tudela Veguín, Colloto y Las Caldas, pues aunque con un público potencial más pequeño, acogieron a muchos de los que todavía aguardan a finalizar el curso escolar para visitar las playas de la región.

A la espera de la llegada de las vacaciones, muchos tendrán hoy de nuevo la oportunidad de darse unos chapuzones sin moverse de la ciudad. La mayoría de las instalaciones abren sus puertas desde las 11,30 de la mañana hasta al menos las ocho de la tarde con precios de entrada que oscilan entre los 1,35 y 2,25 euros. Tiempo de sobra, ante la previsión de buen tiempo para hoy, para disfrutar del domingo de una manera diferente a lo que lo venían haciendo en los últimos meses y darle la bienvenida con un margen superior a lo habitual al tan ansiado a la par que esperado verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine