05 de julio de 2017
05.07.2017

Los ladrones roban en tres viviendas en Oviedo marcadas con el "testigo de plástico"

La policía da consejos a a los vecinos ante los asaltos registrados en la capital

05.07.2017 | 21:07

Tres robos en viviendas de una misma plaza, la de Teodoro López Cuesta, en el barrio ovetense de El Cristo, en un sólo día. El botín fruto del asalto a las casas incluye exclusivamente dinero y joyas. Pero las cosas podían haber ido mucho peor.

La Policía investiga lo ocurrido y hoy mismo ha alertado a los vecinos al comprobar que varias puertas, en diversos portales de esta comunidad, estaban marcadas por el conocido como "testigo del plástico". Probablemente dicho mecanismo, fue instalado por los ladrones el viernes o el sábado por la mañana.

El "testigo del plástico" consiste en una tira transparente, apenas superior al tamaño de una uña, que los cacos colocan en los cantos de las puertas para detectar aquellas viviendas que se encuentran ocupadas. Generalmente si durante su primera visita no oyen ruidos en la casa, pegan los plásticos y esperan hasta el día siguiente para revisar si han caído. Los ladrones suelen elegir aquellas plantas que parecen hallarse vacías. Así acceden a cada una de ellas y proceden al registro del domicilio en busca de objetos de valor y dinero.

Como es el caso de la urbanización del Cristo, los edificios que las bandas organizadas seleccionan para robar, son aquellos que todavía conservan las cerraduras instaladas por la promotora con llave multipunto. Este tipo de cerraduras, disponibles en gran cantidad de hogares, resultan vulnerables a la hora de frenar asaltos como los que se han perpetrado este fin de semana.

Mediante el sistema del "bumping"
, una sofisticada técnica que consiste en forzar la cerradura sin dejar huellas y que trae de cabeza a las fuerzas y cuerpos de seguridad de todo el país, los ladrones no sólo acceden a la vivienda sino que, además, son capaces de cerrar la puerta desde fuera con dos vueltas de llave. Este procedimiento de cerrajería se creó en los años sesenta, aunque no comenzó a emplearse en actos delictivos hasta hace unos pocos años.

El año pasado se registraron al menos media docena de denucias por parte de vecinos de barrios como La Corredoria, Pumarín, Vallobín y Ciudad Naranco. La comunidad de la Plaza Rodríguez Cabezas también vivió una experiencia similar a la que se ha producido en El Cristo con el "testigo del plástico". No obstante, la Policía no descarta que haya más casos en otros bloques de viviendas de la ciudad que aún no han transcendido, al encontrarse los propietariso de vacaciones.

Si se observan los "testigos", conviene llamar a las autoridades lo antes posible, para que monten un dispositivo de vigilancia y detengan a los autores en su segunda visita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine