01 de agosto de 2017
01.08.2017

Santa Gemma, a pedir de boca

Un gran parrillada, unos 1.500 bollos de chorizo y "Cristóbal", un cabrito "para asar", completan el cierre gastronómico de las fiestas de Pando

01.08.2017 | 04:25
El cabrito "Cristóbal", atado a un banco en las Torres de Pando.

La cabra siempre tira al monte. Y en este caso, "para asar", como sugería el vocal de la asociación vecinal de Torres de Pando, Gil González, sobre el macho cabrío de cuatro meses que rifaban durante el último día de las fiestas de Santa Gemma. El cabrito, "Cristóbal", atado a la pata de un banco, junto a una parrillada de embutido -ofrecían costilla, chorizo criollo y lomo-, aguardaba al sorteo entre los vecinos. Y finalmente, a última hora de la tarde, la ganadora fue una de las participantes.

Por otro lado, hacia las seis de la tarde horas, los vecinos organizaron el tradicional reparto del bollo con chorizo y vino para los asociados. Concretamente, mil quinientos bollos, entre los cuales había uno que se diferenciaba del resto y que no llevaba chorizo. "Nadie sabe todavía lo que lleva, se trata de una sorpresa", comentaba Tito Fernández, otro de los miembros de la asociación. La entidad patrocinadora recompensaría económicamente al agraciado que encontrase dicho premio. "El año pasado le tocó a una señora un bollo con pimiento y se lo comió sin darse cuenta", relataba Fernández.

Aunque no eran asociados, Sandra Rodríguez, Manuel Solís e Iván Arias colaboraban también en el reparto, junto a María José Rodríguez, tesorera de la asociación de vecinos. Asimismo, la banda de gaitas "Ciudad de Oviedo" amenizaba la tarde festiva mediante su repertorio.

"Cuando se fundó la asociación, éramos cuatro gatos como quien dice", señalaba Gil González. "Hemos ido creciendo en número poco a poco", añadía. "Cada vez viene más gente a la fiesta", afirmaba por su parte el secretario de Torres de Pando, José Antonio Testera. "Actualmente seremos en torno a mil doscientos socios y ya llevamos veintidós años de celebración", concretaba. No obstante, en una de las mesas de la carpa dentro del recinto destinado a la romería -lugar por donde pasa el autobús-, y mientras disfruta del bollo, la socia Noly Amorín Adán aseguraba que el clima es un factor clave para la asistencia de gente. "Ha venido más o menos la misma gente que el año pasado, aunque está claro que el tiempo que haga influye", asegura.

"Lo principal es que no llueva", resolvía Gil González.

Para la noche estaba prevista la actuación musical de las orquestas "Paréntesis y Adri". Las previsiones dejaban para la medianoche un espectáculo pirotécnico, antes de la verbena que cerraría los cuatro días de fiestas en Pando.

Las celebraciones de Santa Gemma no olvidaron al convento de su patrona. Durante la tarde, el dirigente vecinal Juan Carlos Poo se ausentó para llevar personalmente bollos a las monjas de Santa Gemma. Todos los años regalan varias bolsas a las hermanas, una tradición a la que no quieren faltar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine