04 de agosto de 2017
04.08.2017
El to conceyu muévese 

Ágora: 65 años fotografiando Oviedo

La asociación decana de fotografía y cine de Asturias, con sede en el teatro Pumarín, prepara un concurso de dispositivos móviles y busca el relevo generacional del colectivo

04.08.2017 | 14:26

Aunque muchos no lo sepan, la asociación decana de fotografía y cine de Asturias nació en Oviedo en 1952. Ágora Fotocine Club lleva desde entonces "capeando el temporal". Y es que son muchos años aguantando para mantener viva una asociación que aún sigue trabajando y que espera que sean los jóvenes los que se impliquen para dar un relevo generacional a los que llevan realizando una ardua labor sin perder la ilusión desde su fundación. Ágora posee uno de los materiales de mayor valor histórico de la ciudad y hay que mantenerlo. Cámaras fotográficas del siglo pasado, proyectores de cine sonoro y mudo y cientos, miles de instantáneas de un Oviedo que muchos ovetenses ni recuerdan, y otros que ni lo vivieron. Documentación de un valor que no se puede medir en euros y que ahora el Archivo Histórico quiere catalogar y recoger a sabiendas de que no se puede perder y que hay que mantenerlo resguardado para que la generaciones venideras puedan disfrutar de esas instantáneas, Unas fotografías únicas que, como explica el presidente de Ágora, Juan José Cima Prado, son increíbles. "Las lavanderas en Foncalada, una foto área de 1955 en la que se puede ver en construcción el edificio de Cajastur cuando todavía no existía el edificio de la Jirafa, otra maravillosa donde se puede ver a San Miguel de Lillo retroiluminada? hay tantas".

Pero para tener todo este arsenal de material han sido muchos los socios que llevan toda su vida viajando cámara en mano, tomando fotos de aquí y de allí, y no solo de Oviedo, sino también de cada ruta, de cada excursión que hacían fuera de Asturias o de España incluso, intentando captar culturas distintas para después traerlas a Oviedo y exponerlas. También aprendiendo nuevas técnicas de fotografía y de vídeo, ya que la asociación organiza a lo largo del año cursos y talleres. "Siempre son abiertos al público en general porque lo que nos interesa es que la gente nos conozca y vea lo que hacemos, y que se acerquen a conocer nuestra asociación. A veces tienen un coste ,pero suelen ser muy baratos para que todo el mundo pueda acceder a ellos, pero claro estamos dando una formación que siempre viene muy bien para todas las personas que estén interesadas en el mundo de la fotografía o del cine o que siendo ya aficionados quieran mejorar algunas técnicas o conocimientos", matiza el presidente de Ágora.

La asociación se reúne una vez a la semana donde se tratan diferentes temas de interés y todos los jueves, de ocho de la tarde a diez de la noche, se lleva a cabo una proyección, gratuita y abierta, ya sea de fotografía o de cine en el teatro Pumarín, donde tienen ahora su sede. "El año pasado tuvimos dificultades económicas y nos vimos obligados a abandonar el local que teníamos en Cimadevilla, fue gracias a las gestiones de Ana Taboada a través del área de Participación Ciudadana que, sin ser competencia de ella, nos dio una solución y nos buscó una ubicación en un local del teatro Pumarín y la verdad es que estamos encantados. Nosotros no podemos estar sin local porque disponemos de muchísimo material que tenemos que tener a buen recaudo y que es de muchísimo valor, ahora a lo que aspiramos es a tener un local mayor ya que tenemos parte de nuestras cosas desperdigadas en las casas de nuestros socios", explica Juan José Cima, que concreta que en la actualidad en Ágora son un total de cincuenta socios.

Uno de los objetivos de la asociación es buscar ese relevo generacional para que la asociación tenga continuidad, pero como explica el presidente "no es tarea fácil". Hace años hubo un proyecto que se consolidó como Laboratorio de Ágora, donde se congregaban un grupo de chavales, también aficionados al cine y a la fotografía y que se pretendía que trabajasen en paralelo a Ágora dándole otra visión a la asociación y con otros proyectos, y otras visiones, pero finalmente el Laboratorio Ágora quedó parado, ¿por qué? "Pues porque los chavales están muy liados, los que están en el paro y no tienen trabajo no tienen la situación como para involucrarse en proyectos nuevos porque bastante tienen con buscar un contrato y los que están trabajado pues están con doctorados, o muy metidos en sus trabajos, el caso es que entre una cosa y otra el Laboratorio Ágora, que era un proyecto que nos llenaba de ilusión se encontraba paralizado y al final acabaron integrándose los interesados dentro de Ágora, con los más veteranos, digamos", explica el presidente de la asociación, que confía en que el proyecto juvenil vuelva a coger tono algún día.

Juan José Cima, que lleva más de treinta años en la asociación, confía en que ahora "que todo el mundo lleva en el bolsillo una cámara, y una buena, porque los móviles de ahora lo permiten, espero que la gente se acerque a la asociación y se anime a conocer nuestro trabajo, al final nosotros hablamos, charlamos de una afición que nos gusta, cambiamos impresiones, cuando ponemos una proyección de un socio que ha ido a un viaje o una proyección lo disfrutamos, y aprendemos. A veces también traemos invitados y nosotros siempre estamos abiertos a acoger a la gente, a que vengan y nos conozcan". Ahora desde Ágora están trabajando en preparar una concurso fotográfico de la ciudad de Oviedo donde las fotografías se harán con el móvil, Cima no quiere desvelar más detalles pero la idea es que pueda participar mucha gente y que se trate de una actividad accesible y que movilice a muchas personas, para que el "gusanillo" y el gusto por la fotografía se remueva.

"Esperamos poder recuperar también las exposiciones que hacíamos antes en el Auditorio, son jornadas que hacíamos una vez al año y que nos permitía sacar de nuestro local nuestras mejores fotografías, al final siempre nos falta espacio para mostrar todo el material que tenemos", desgrana Cima. En el Auditorio se han llevado a cabo exposiciones sobre Japón, la India o la Cordillera Cantábrica, "y también hicimos alguna jornada de cine, es una forma de mostrar nuestro trabajo a la gente y darnos a conocer, porque aunque llevemos muchos años de trabajo a veces la gente todavía no sabe que estamos aquí y es importante que sepan que somos la única asociación dedicada al cine y a la fotografía de Oviedo, y hay que mantenerla", señala el presidente de Ágora, que confía que a los ovetenses aún les queden muchas fotos por hacer.

Datos:

Nombre: Ágora Fotocine Club.
Fundación: 1952.
Número de socios: 50.
Presidente: Juan José Cima Prado.
Local de la asociación: Teatro de Pumarín.
Actividad: Fotografía y cine.
Proyectos: Concurso de fotografía de Oviedo con fotos de móvil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine