08 de agosto de 2017
08.08.2017

El Centro Asturiano de Madrid invita a fabes y hace amigos en Oviedo

La institución reúne a 69 socios y amigos en su tradicional comida veraniega

08.08.2017 | 15:47
Algunos de los asistentes a la comida organizada por el Centro Asturiano de Madrid, ayer en la plaza de la Catedral.

El Centro Asturiano de Madrid ha cumplido con su convocatoria de cada verano, en la ruta gastronómica y turística que emprendió hace veinte años por la comunidad con sus comidas estivales. Esta vez recalaron en Oviedo, el "corazón de Asturias", según los organizadores, y donde ayer se dieron cita ante la mesa 69 socios y amigos. Hubo quesos, fabes" con almejas, merluza a la sidra con manzana, arroz con leche, sidra y vino, y también fotos, buena conversación y reencuentros.

El presidente de la institución, Valentín Martínez-Otero, y el presidente adjunto, Andrés Menéndez, hicieron de anfitriones. Además de los socios que estaban de visita en Asturias, asistieron amigos, como la cronista de Avilés, María Josefa Sanz, o la actriz Mari Paz Pondal, ambas distinguidas por el Centro; también se sentó a la mesa Alberto Tirador, alcalde de Illas. El de Oviedo, según los organizadores, estaba invitado pero no se supo de él.

La comida estival del Centro Asturiano de Madrid fue instituida por el anterior presidente, Cosme Sordo Obeso. Andrés Menéndez explicó que se empezó haciendo en agosto, un año tras otro y cada vez en un sitio, elegido en atención a la buena comida y su interés turístico. El año pasado se comió en Lugones, el anterior fue en Avilés y éste ha sido en Oviedo, en el restaurante "La Gran Vetusta", siguiendo una sugerencia del gastrónomo Carlos Martínez Guardado.

Tras cinco años de paréntesis, en los que la comida de verano quedó suspendida, Martínez-Otero retomó la convocatoria y ahora lleva celebrándose ininterrumpidamente desde el año 2013.

El Centro Asturiano de Madrid cumplirá 136 años el próximo 2 de octubre. La institución encara la próxima temporada con "muchas actividades e ilusión por agitar la bandera de Asturias en Madrid", según su presidente.

Valentín Martínez-Otero destacó ayer su amplio programa cultural, con jornadas dedicadas a la poesía, la música o los encuentros sobre educación y salud. También la calidad de sus agrupaciones musicales. Sus debilidades son otras: "Necesitamos más juventud y mas presencia femenina, que ya la hay", reconoció.

Queda pendiente retomar las relaciones con el Centro Asturiano de Oviedo, que tras el desencuentro entre su presidente Alfredo Canteli y Cosme Sordo entraron en vía muerta. Martínez-Otero afirma que a título personal su relación con Canteli es buena pero reconoce que habría que "dar algún paso adelante". "El Centro Asturiano de Madrid tiene la mano tendida. Esperemos que el tiempo vaya difuminándolo todo", declaró su responsable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine