08 de agosto de 2017
08.08.2017

Oleada de parodias para rechazar el cartel "triste" y "deprimente" de San Mateo

Los ovetenses piden una versión más colorista y recogen firmas en internet para cambiar la cartelería de las fiestas

08.08.2017 | 09:55
Las parodias del cartel de San Mateo
Las imágenes del cartel de San Mateo 2017

El cartel de San Mateo de este año no convence a los ovetenses. Al menos, eso refleja la oleada de "memes" (parodias en foto) que saltan de un teléfono a otro y corren como la pólvora por internet. A los ovetenses no les convence la estética de la cartelería, muy diferente a la línea de los últimos años, y echan en falta más color y motivos festivos. El autor de los cuatro carteles, el artista gráfico Ricardo Villoria, pretendía con su obra "devolver las fiestas a sus verdaderos protagonistas, el pueblo".

En el pueblo, en cambio, se ha desatado una oleada de "memes" sin precedentes y resulta imposible contar el número de parodias con los dedos de una mano.

Los miembros del Consistorio son protagonistas de muchas de las versiones. La estética costumbrista de las imágenes hizo viajar a los usuarios hasta el año 1979, momento en que el actual alcalde de la ciudad, Wenceslao López, tomó posesión de su cargo como concejal en el ayuntamiento. En una imagen algo más reciente, de 2014, el concejal de IU Roberto Sánchez-Ramos (Rivi) es desalojado por la policía del edificio de La Madreña, símbolo del 15-M en Asturias. El PP tampoco se libra del azote de internet y la imagen de la peineta del concejal popular Agustín Iglesias Caunedo protagoniza uno de los montajes.

En lo deportivo, el jugador del Barcelona Gerard Piqué abraza a la señora que protagoniza el cartel de este año. En la cabeza de la mujer, una gorra y junto a la imagen las palabras "Se queda", en referencia a la marcha de Neymar al PSG y el "selfie" que se hicieron juntos. El exjugador del Oviedo Oliveiro Jesús Álvarez, Oli, también ocupa un lugar entre los "memes" y su cara sustituye a la de la señora protagonista del cartel.

Ella es la estrella indiscutible y sufre los retoques del photoshop en reiterados ejemplos. Aparece como imagen de la portada de la revista El Caso, junto a un graffiti que reza "Tourist go home" o el bocadillo "No Topu Fartón, no party", en alusión al mítico chiringuito de las fiestas de San Mateo que echó el cierre este año.

La mayoría de los comentarios coinciden en sus críticas: "triste" y "deprimente" son los adjetivos más repetidos. "Este cartel quita a uno las ganas de fiesta", comenta un usuario en Twitter. "Queremos color, alegría, ilusión... ¡son fiestas!", comenta una ovetense tras dejar su firma digital en la plataforma Change.org. donde piden cambiar el cartel porque "no es representativo de la ciudad, ni mucho menos de sus fiestas". Además, lo acusan de "dar una mala imagen de Oviedo". La petición ha fijado un límite de 1.000 firmas para entregarlas en el Ayuntamiento y ayer por la tarde ya rozaban su meta.

El significado


Los cuatro personajes del cartel de la discordia aparecen asociados a algunas parcelas de la fiesta ovetense. La señora con el acordeón a los pies refleja la programación musical. El niño con su nube de algodón de azúcar hace alusión a la programación infantil. La madre embarazada con su hijo en brazos y el joven retratan otras generaciones que forman parte de las festividades de la ciudad. La idea del artista es representar unas fiestas familiares que enlazan a ovetenses de todas las edades.

Lejos de las ilustraciones de otros años, con motivos más coloristas, la imagen de San Mateo de este año es blanco y negro. Tal como explica su autor "escapa de las estéticas más agresivas propias del tiempo digital y de las redes sociales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine