08 de agosto de 2017
08.08.2017
Ventanielles

A Ventanielles le faltan 500 baldosas

Los vecinos del popular barrio denuncian la mala pavimentación del suelo y critican al tripartito por no darle prioridad al arreglo de sus calles

08.08.2017 | 03:30
La presidenta de la asociación vecinal de Ventanielles, Blanca Fernández, muestra una alcantarilla sin tapa en la plaza Lago Enol. A la derecha, otra de las arquetas dañadas.

Con la sensación de que les han dado gato por liebre y el pavimento "en condiciones tercermundistas". Blanca Fernández García, presidenta de la asociación vecinal de Ventanielles, denuncia el "estado lamentable" en el que se encuentra el barrio y critica la impostura del tripartito a la hora de "prometer cosas que luego no cumplen". "Hay más de 500 baldosas levantadas", asegura la vecina.

La plaza del Lago Enol, el epicentro de un barrio con 7.000 habitantes, uno de los más poblados de la ciudad, es uno de los lugares que concita más quejas de los vecinos en atención a su estado. Son muchas las baldosas que faltan, como denuncia la vecina y en varios puntos las deficiencias están señalizas con conos o incluso con vallas de plástico, en lugares donde, por ejemplo, faltan las tapas del alcantarillado. Se trata de una zona muy transitada, especialmente por niños que van al colegio allí mismo. "Tenemos el suelo destrozado desde hace años y en invierno se forman unos charcos enormes", se queja Blanca Fernández. La dirigente vecinal añade que "cada semana se caen tres o cuatro personas". También denuncia la falta de limpieza. "Oviedo es escoba de plata, pero parece que Ventanielles no forma parte de la ciudad", comenta sarcástica. Las fachadas del vecindario lucen desconchadas, y los roedores son compañeros habituales. "Aquí he visto ratas más grandes que gatos", señala.

"El Ayuntamiento aprobó cambiar el techado y el comedor del colegio y de momento sólo ha puesto cuatro plantas", afirma Fernández. Además, se manifiesta totalmente en contra del proyecto "Imagina un bulevar", dirigido entre otros por el concejal Ignacio Fernández del Páramo. No comprende que pretendan invertir veinte millones en acondicionar la entrada por la "Y", cuando el barrio ni siquiera cuenta con un asfaltado decente. Tampoco comparte los planes para instalar una estatua en mitad de la plaza Lago Enol -la cual se tasa en 80.000 euros-, ni el gasto superior a 30.000 euros de los talleres en el centro social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine