09 de agosto de 2017
09.08.2017

Los hosteleros califican de "desastre" la organización de Festejos para San Mateo

"No les importamos nada", denuncian los empresarios, que aseguran no haber recibido todavía las bases para optar a las casetas del Bombé

09.08.2017 | 13:47
"Lady Llagar" y Rodrigo Cuevas actuando el año pasado en el nuevo chiringuito La Mateína.

"La organización de San Mateo es un auténtico desastre falto de previsión". Así se despachaba ayer el presidente de la patronal hostelera Otea, José Luis Álvarez Almeida, que después de varias reuniones en los últimos días con los propietarios de numerosos establecimientos de la ciudad se animó a expresar a este periódico lo que considera "constantes trabas" del tripartito para que el sector privado pueda participar en las fiestas de la ciudad. A falta de apenas un mes para el inicio de las fiestas, los hosteleros todavía no conocen cuáles son las condiciones para optar a las catorce casetas hosteleras que se adjudicarán en el paseo del Bombé, mientras que se les privará de optar a gestionar los cuatro chiringuitos que saldrán a concurso en la Corrada del Obispo y el Campillín, destinados para entidades sin ánimo de lucro.

"Están demostrando que el sector empresarial les importa bien poco", reprocha Almeida, que recuerda que la intención del sector privado es "tener el mayor aluvión de gente posible" para poder formalizar contratos de trabajo durante el periodo en el que se celebran los festejos. "Lo único que hacen es restar más a la actividad que hacemos durante todo el año", indica.

En el caso de los nuevos chiringuitos la patronal se pregunta los motivos por los que su adjudicación tiene que correr a cargo de colectivos con fines sociales. "Debería de ser para empresas que tengan la capacidad de pagar el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE)", sostiene el presidente de Otea, que recuerda que dicha demanda ya está cubierta con los chiringuitos antiguos. "Ya hay chiringuitos desde hace más de 30 años ocupados por asociaciones sin ánimo de lucro y ese modelo lo respetamos", indica acerca de unos nuevos establecimientos de los que el año pasado tres se quedaron desiertos y el que salió adelante, La Mateína, quedó en manos de asociaciones cercanas a Somos.

Lo que más indigna no obstante a Otea es "la falta de transparencia" sobre las condiciones que se exigirán para optar a las 14 casetas que se instalarán en el paseo del Bombé. La patronal quiere saber si el Ayuntamiento excluirá de nuevo este año la posibilidad de que empresarios del casco antiguo puedan optar a su adjudicación. De momento, lo desconocen, pues denuncian que a escasas semanas de iniciarse los festejos todavía no les han dado a conocer las bases. "En una reunión que mantuvimos en junio con el Alcalde, el concejal de Festejos y el edil de Urbanismo se comprometieron a hacérnoslo llegar con suficiente margen", declara Almeida, que cree que con la demora en la publicación de las condiciones se limita la capacidad de reacción de los empresarios para la presentación de posibles recursos administrativos en tiempo y forma.

El sector opina que con la falta de respuesta por parte de la administración se les está ninguneando, a pesar de su capacidad de previsión. "Hicimos los deberes con suficiente antelación para facilitar las cosas, se comprometieron a colaborar, pero nos encontramos que estamos igual o peor que el año pasado", se queja el representante de un sector hostelero que, según indica la propia patronal, lleva semanas esperando por noticias para tratar de abordar su participación en San Mateo. "Los hosteleros vienen a nosotros a pedirnos explicaciones y Otea lo único que puede responder es que advertimos con mucho tiempo al Ayuntamiento que queríamos conocer las condiciones con más antelación", explica Almeida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine