11 de agosto de 2017
11.08.2017

Campaña contra la violencia machista en la calle y los chiringuitos por San Mateo

"Queremos fiestas sin violencia y que todos seamos portadores del mensaje, 'no es no'", dice la edil de Atención a las Personas, Marisa Ponga

11.08.2017 | 21:35
Representantes de los chiringuitos de San Mateo, ayer durante la reunión en el Ayuntamiento.

"Se trata de una campaña de prevención, la realidad en Oviedo no se asemeja para nada a lo que vemos en fiestas como los Sanfermines, pero es importante concienciar a la gente". Marisa Ponga, concejala de Atención a las Personas e Igualdad, solicitó ayer la colaboración de los chiringuitos y de todas las entidades que participen en San Mateo para que colaboren con la campaña municipal contra la violencia machista. La idea es que la iniciativa se extienda por toda la ciudad y empape cada rincón de las fiestas. "Todos tenemos que ser portadores del mensaje: queremos fiestas sin violencia y cuando una mujer dice 'no', es muy sencillo, lo que quiere decir es 'no'", explicó la concejal ayer a mediodía, antes de reunirse junto a su compañero de partido Diego Valiño y técnicos de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) en un encuentro con representantes de los chiringuitos. Al encuentro se sumó también la edil de Somos Andrea Álvarez.

"No es no" y "Oviedo contra la violencia machista" serán los dos lemas de la campaña prevista para las fiestas de la ciudad y que contará con un despliegue de material que contará, entre otros, con carteles en marquesinas y mupis.

El gobierno tripartito abraza este año una iniciativa que en la última edición de San Mateo quedó en manos del grupo municipal de Somos. El partido podemista no renuncia a sus acciones específicas, si bien pretende incluirlas en la estrategia municipal. Pondrán en marcha una medida con doble intención -ecológica y social- ofreciendo vasos que permiten varios usos, para minorar el impacto de la ingente cantidad que termina en el suelo y que llevaran inscritos mensajes contra le violencia machista.

Marisa Ponga señala como objetivo principal de la campaña "hacer pensar a gente que las cosas no son como deben ser". La misión es recordar que existe una forma distinta de celebrar las fiestas: "las mujeres no deben sentirse violentadas, hay que conseguir que estén tranquilas en la calle sin que se sientan condicionadas porque un hombre las esté molestando".

En relación con la violencia machista y su prevención, en la plaza del Ayuntamiento se establecerá un "punto violeta", un espacio en el que quien quiera puede acudir para informarse y orientarse. Se trata de una iniciativa en colaboración con la concejalía de Participación y con la Asociación de Abogadas por la Igualdad.

Además, un colectivo denominado "He for she", que próximamente se constituirá como asociación, ha presentado propuestas a la concejala Marisa Ponga. "Todo suma", señaló ayer la edil. Este colectivo está formado por personas jóvenes que provienen del ámbito universitario y que trabajan en el mensaje de igualdad y de luchar en contra de la violencia machista, pero con el matiz de hacer partícipes de manera más activa también a los hombres.

La concejalía de Atención a las Personas pondrá en marcha dos campañas más durante las fiestas de San Mateo. Una, dirigida al consumo de alcohol por parte de los menores. Para ello, la edil entregó durante la reunión de ayer de los chiringuitos y la SOF, unas pegatinas que advierten de la prohibición de vender alcohol a los menores. Y por último, otra a favor de la acogida de refugiados: "España incumple el compromiso de acoger al número de refugiados que se le asignó y se está terminando el plazo para hacerlo", se quejó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine