12 de agosto de 2017
12.08.2017

Las casetas de San Mateo se adjudicarán por sorteo si hay más de 14 solicitudes

Festejos elimina de los pliegos las cláusulas que daban prioridad el año pasado a los hosteleros del extrarradio para ocupar el paseo del Bombé

12.08.2017 | 04:41
Las terrazas de las casetas hosteleras del paseo del Bombé el año pasado.

Un sorteo decidirá qué hosteleros ocupan las 14 casetas que el Ayuntamiento habilitará en el Paseo del Bombé por San Mateo, en el caso de que las solicitudes superen las plazas ofertadas. Se trata de un sorteo puro, totalmente abierto y ya sin las cláusulas que daban prioridad a los empresarios de los barrios frente a los del Antiguo, como sucedió en la edición anterior. A diferencia del año pasado, cuando la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) se hizo cargo del recinto del Campo San Francisco, es el gobierno local el que ha asumido la gestión de las casetas, después de que un informe del secretario municipal advirtiese de que la adjudicación por parte de la SOF no era conforme a derecho.

Aunque el edil de Festejos, Roberto Sánchez Ramos, había anunciado que la adjudicación sería "idéntica a la del año pasado", aun pasando a depender directamente del Consistorio, finalmente los pliegos han sufrido una serie de modificaciones que, en parte, satisfacen las demandas realizadas desde ámbitos como la patronal hostelera, Otea, que reclamaba que todos los empresarios pudieran concurrir en igualdad de condiciones para ocupar las casetas.

Los cambios que finalmente incorpora el tripartito tratan sobre todo de atajar las acusaciones de arbitrariedad a la hora de realizar las concesiones. Con la organización de un sorteo en el que entrarían todas las solicitudes que cumplan los requisitos, queda enterrado el sistema condicionado por un baremo de puntuación.

El aspecto más controvertido era el que discriminaba a los empresarios por su ubicación. "La idea era fomentar la participación de hosteleros de otras localidades del concejo", señalan fuentes municipales sobre la mayor puntuación que se daba el año pasado a propietarios de locales que estuviesen fuera del casco antiguo. En caso de que el número de aspirantes supere los 14 espacios que se reservarán en el paseo del Bombé será un sorteo público el que determinará los agraciados, así como las cinco plazas en reserva.

Otra novedades es que los hosteleros podrán concurrir de forma individual o asociados. La intención municipal es que las bases para optar a las casetas puedan publicarse a lo largo de la próxima semana, para abrir entonces un plazo de 15 días de cara a la presentación de solicitudes.

El año pasado se presentaron 16 aspirantes a ocupar las casetas, aunque finalmente sólo cumplieron los requisitos doce, quedando dos plazas vacantes.

En lo que respecta a los chiringuitos de la Corrada del Obispo y el Campillín, el gobierno no cede a las peticiones de Otea y del PP y mantiene como condición indispensable que las solicitudes sean realizadas por asociaciones sin ánimo de lucro. La decisión se apoya en un informe de los técnicos municipales, que considera que "la limitación de la convocatoria a determinado tipo de entidades, es coherente con el modelo tradicional de 'chiringuitos' de San Mateo. Además, recuerda que a partir del año que viene, atendiendo al informe del secretario municipal, todos los chiringuitos, los nuevos y los viejos, pasarán ser adjudicados por el Consistorio bajo "criterios homogéneos", entre ellos, que los espacios sean asumidos por asociaciones como se viene haciendo desde hace más de 30 años. El año pasado se sacaron a licitación estos mismos cuatro chiringuitos, si bien sólo hubo tres ofertas y de las mismas, sólo una cumplía con las condiciones establecidas en los pliegos, quedando tres de los espacios vacantes. La previsión es que este año se presenten al menos cinco aspirantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine