12 de agosto de 2017
12.08.2017

Oviedo lanza una campaña de control de alcohol y drogas sin positivos el primer día

La Policía Local incrementa los controles en la ciudad hasta el próximo martes, con motivo del puente de la Asunción

12.08.2017 | 04:41
Oviedo lanza una campaña de control de alcohol y drogas sin positivos el primer día
En primer término, Alfredo Casas aguarda la comprobación de su documentación en el dispositivo de ayer de la calle Arzobispo Guisasola.

Sin contratiempos. Así comenzó la campaña contra el alcohol, las drogas y la velocidad que ayer puso en marcha la Policía Local dentro de los controles promovidos desde la Dirección General de Tráfico (DGT) para el puente de la Asunción. En Oviedo, los dos dispositivos organizados durante el día de ayer dieron el alto a un total de 53 vehículos y ninguno de los conductores dio positivo en alcoholemia. En lo que va de mes, la Policía Municipal ha registrado seis casos positivos por consumo de alcohol, de los cuales cinco han sido derivados a la vía penal por superar la tasa de 0,60 miligramos por litro en aire. Por la noche estaba previsto otro control.

"Acabo de salir de trabajar", fue el comentario más repetido durante el dispositivo de ayer a las cinco de la tarde en la calle Arzobispo Guisasola. Hasta esta zona de salida de la ciudad, junto al Campillín, se desplazaron tres dotaciones de policía, que dieron el alto a un total de 28 coches en media hora. Ninguno de ellos dio positivo en alcoholemia.

Por esta calle del centro, elegida por la dotación porque no tiene escapatoria, ovetenses y turistas se vieron sorprendidos por el control. Óscar López viajaba en moto desde Madrid y ayer, durante su visita fugaz a Oviedo, se encontró con el control: "Vengo de Covadonga pero no he podido subir así que he venido a dar una vuelta por aquí", relató tras realizar el test de alcoholemia. Unos minutos después, los agentes dieron el alto a Alfredo Casas: "me acabo de despertar de la siesta y ahora voy a trabajar". Para Juana Sánchez era la primera vez ante el alcoholímetro y le temblaba la mano mientras desprecintaba la boquilla. El resultado de todos ellos: 0,0 miligramos por litro en aire.

Unos metros más allá del punto donde se detenía a los vehículos, una patrulla de apoyo motorizada controlaba las posibles fugas. Aunque su actuación no fue necesaria, el inspector responsable del dispositivo explica que este tipo de refuerzo es conveniente porque "no es la primera vez que alguien se da a la fuga". Otras veces, explica, se desvían cuando ven el control, "por eso hemos escogido esta calle". En otras ocasiones, los conductores aparcan antes de llegar al punto donde se detienen a los coches. "En esos casos se les hace soplar igual si notamos algo raro", explica el inspector.

Durante el mes de agosto, se han registrado en la ciudad seis sanciones por alcoholemia, "es un mes flojo", explica el encargado del dispositivo en Arzobispo Guisasola. Dos de los conductores que dieron positivo se vieron implicados en sendos accidentes de tráfico.

La jornada de ayer fue muestra de ello. Ni el dispositivo de la mañana -en la intersección entre la calle Azcárraga con Campo de los Patos- ni el de la tarde registró ningún positivo en alcoholemia.

La campaña de la Policía Local intensifica los controles de alcohol, drogas y velocidad desde ayer y hasta el próximo día 15 de agosto con motivo del puente de la Asunción. Los controles serán tanto de día como de noche. La Policía también hará hincapié en los controles de velocidad, que se intensificarán hasta finales del mes de agosto, tanto en en vías urbanas como en las de acceso a la ciudad.

Durante estos cuatro días, uno de los periodos con más movimiento de todo el año, se prevén 185.000 desplazamientos por las carreteras asturianas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine