23 de agosto de 2017
23.08.2017

El tripartito tramita la retirada de los monolitos franquistas de la Gesta

También se eliminarán un monumento en Olloniego y dos placas en el Ayuntamiento

23.08.2017 | 04:59
Los monolitos franquistas de la Gesta.

El gobierno tripartito de Oviedo, a iniciativa de la Concejalía de Gestión de Patrimonio que dirige el edil de IU Iván Álvarez, inició hace unos días los trámites para la retirada, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, de los monolitos franquistas situados en la plaza de la Gesta, con la solicitud de la autorización e indicaciones para su correcta retirada debido a su valor histórico.

El trámite no se limita a las dos construcciones ubicadas en la ahora conocida como plaza del Fresno, sino que se trata de un documento en el que se también se requiere autorización para retirar el monumento a los caídos situado frente a la iglesia de Olloniego, la placa de funcionarios de la entrada de la casa consistorial y la inscripción dedicada a Franco que hay bajo el arco de la calle Cimadevilla, también en el ayuntamiento.

El equipo de Gobierno confía en que la solicitud para retirar tanto el monumento de Olloniego como los dos símbolos de la casa consistorial sea un simple trámite, pero reconoce que quitar los monolitos de la Gesta puede resultar más complicado. El motivo es que existen dudas sobre la titularidad de los mismos. "Pedimos investigar y, en caso de ser de algún particular, le pediremos que los retiren", señala Álvarez.

El objetivo del tripartito con estos planes es continuar con los avances en sus políticas orientadas al cumplimiento de la legislación sobre Memoria Histórica que, en lo que va de mandato, tuvo como principal exponente el cambio de nombre de 25 calles, aprobado a finales de 2016. Afectó a varios puntos emblemáticos de la ciudad, como la propia plaza de la Gesta, que, desde entonces, pasó a llamarse plaza del Fresno. "Este es un paso más en el camino de recuperación de la memoria, la reparación y la justicia con las víctimas del franquismo", apunta el edil de IU, que, de esta manera, quiere destacar "el compromiso firme" de su formación con la causa.

Iván Álvarez recuerda que la razón de solicitar permiso a la Administración regional obedece a la posibilidad de que los elementos que se prevé retirar tengan algún tipo de protección. "La petición del permiso está motivada en conocer si los monumentos y placas cuentan con algún tipo de valor histórico", puntualiza el concejal, que tiene que, en caso de que se confirme claro que, de ser así, la retirada deberá realizarse mediante unas técnicas específicas.

De todos modos, el representante de IU admite que la celeridad de las medidas está supeditada a la velocidad de la burocracia. "Cumplimos nuestros compromisos con toda la celeridad que nos permiten los plazos administrativos", afirma el concejal, cuya intención es "sustituir homenajes a la dictadura franquista por emblemas y símbolos de la democracia, la libertad y la igualdad por la que luchó el bando republicano".

El comienzo de estas gestiones por parte del equipo de Gobierno llega apenas unos días después de que se anunciara la inminente sustitución de las placas de las calles a las que se les cambió el nombre a finales del pasado año, con el argumento de cumplir la ley sobre la Memoria Histórica. Esta medida fue llevada a los juzgados por la Hermandad de Defensores de Oviedo, el PP y un particular, aunque el juez desestimó una petición del colectivo de defensores para suspender cautelarmente el cambio de nombres hasta que se resuelva el juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine