27 de agosto de 2017
27.08.2017
Colloto

Dos encapuchados roban con un alunizaje en una sidrería de Colloto en sólo un minuto

Los delincuentes, tras forzar la máquina tragaperras, huyeron en un coche, un Ford Fiesta robado, que quemaron en la glorieta de Cerdeño

27.08.2017 | 09:34
Dos encapuchados roban con un alunizaje en una sidrería de Colloto en sólo un minuto
La cristalera de la sidrería, destrozada tras el alunizaje.

La pasada madrugada, a las 5.28 horas, la sidrería de Colloto, La Nueva Barrica, situada en la calle Camino Real, sufrió un espectacular alunizaje por dos desconocidos que, tras reventar la máquina tragaperras en escasos segundos, marcharon con la recaudación. El robo, con alunizaje incluido y huida, duró un minuto escaso. La Policía tiene claro que no se trata de dos simples aficionados por la forma en la que actuaron.

En resumen, un robo exprés que parece perfectamente planeado. La cámara de seguridad del establecimiento gravó el momento del robo, en el que se aprecia cómo el coche realizó el alunizaje marcha atrás, para no dañar el motor, y del interior salen de inmediato dos encapuchados, que por su constitución parecen ser jóvenes, y que apartan rápidamente dos mesas cercanas a la máquina de juego y, tras forzarla con facilidad y rapidez, depositan en una bolsa la recaudación, dándose inmediatamente a la fuga. El vídeo del robo se puede ver en su totalidad en la edición digital de LA NUEVA ESPAÑA.

El coche con el que los dos delincuentes perpetraron el robo, un Ford Fiesta de color rojo que había sido robado, y cuya sustracción había sido denunciada por su propietario, fue posteriormente abandonado y quemado por los ladrones en la glorieta de Cerdeño, concretamente en la pista de acceso a Las Matas. Cuando llegaron los bomberos, el vehículo ya estaba totalmente calcinado y aún humeante.

El camarero de la conocida sidrería de esta localidad, José Manuel Martínez, no podía salir de su asombro cuando ayer, sobre las once de la mañana, acudió a abrir el establecimiento hostelero. "Quedé alucinado porque no sabía nada de lo que había ocurrido. Me encontré con la cristalera que da al exterior totalmente destrozada, y ya me puse en lo peor. Nada más entrar lo primero que vi fue la máquina tragaperras reventada y sin recaudación". Se da la circunstancia que el propietario de la sidrería, Faustino Bravo, se encuentra estos días de vacaciones.

A pesar del suceso, que rápidamente corrió como la pólvora por todo Colloto, al mediodía la sidrería y restaurante ya atendía con total normalidad a sus muchos clientes, la mayoría de ellos interesándose en conocer todos los pormenores de lo que había ocurrido.

"Para poder trabajar con normalidad lo primero que hice fue tapar con tablas, como pude, la zona de la cristalera destrozada. Antes, eso sí, comuniqué al dueño lo que había pasado", explicaba a este periódico José Manuel Martínez, sobre la una del mediodía, aún impresionado por lo que había pasado en su centro de trabajo. La investigación del suceso pasó a la Policía Nacional.

La oleada de robos continúa en Colloto. Ante la proliferación de estos actos violentos surgió el pasado mes de marzo un movimiento ciudadano que llegó a salir a las calles de Colloto para manifestarse contra los robos en establecimientos, atracos en la calle, en coches o amenazas reiteradas a los vecinos.

La Plataforma por la Seguridad en Colloto, promovida en su momento por la vecina Nuria Cuartas, ha presentado 4.452 firmas en los ayuntamientos de Oviedo y Siero exigiendo más vigilancia. También las entregaron en la Delegación del Gobierno.

Entre las reivindicaciones vecinales para frenar la delincuencia figura la de un cuartelillo de la Policía para Colloto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine