30 de agosto de 2017
30.08.2017

"Otea se queja de San Mateo porque antes tenía monopolio", replica López

El regidor asegura que la hostelería tiene "más espacio actualmente" en las fiestas

30.08.2017 | 02:00

El Ayuntamiento de Oviedo cree que las quejas de la patronal hostelera Otea en las que lamenta que no haya libre concurrencia para poner puestos en las fiestas de San Mateo están motivadas por el fin de una época de privilegios para el colectivo. El Alcalde, el socialista Wenceslao López, señaló ayer que "la hostelería general tiene más oportunidades ahora que antes" para participar en las celebraciones locales y dijo comprender las demandas de "la hostelería en particular Otea" porque antes de los cambios realizados por el tripartito en las fiestas tenía "monopolio".

López defiende que la postura del equipo de gobierno que encabeza en coalición con Somos e Izquierda Unida es la de "abrir las fiestas a toda la hostelería", a través de la adjudicación mediante un proceso de libre concurrencia de 14 casetas que ocuparán al paseo del Bombé desde el 15 al 24 de septiembre en lugar a "los miembros de una organización" como sostiene que ocurría en otros formatos, en clara referencia, sin nombrarla, a la desaparecida iniciativa de "Gastromateo".

El primer edil recordó que antes de la llegada del tripartito al gobierno municipal "la hostelería en particular" que a su entender representa Otea tenía un acuerdo con el entonces gobierno del PP "con casi exclusividad y monopolio", a la hora de gestionar espacios públicos para aprovechamiento de empresarios del sector coincidiendo con las celebraciones más multitudinarias del concejo.

El regidor cree que la única protesta admisible que cabe a la propuesta realizada por parte del Ayuntamiento es la de reclamar una mayor oferta para dar cabida a un mayor número de negocios. "Podrá ser escasa, pero es una iniciativa abierta e igualitaria", apuntó sin hacer mención específica al caso de los chiringuitos a cuya adjudicación sólo pueden aspirar asociaciones sin ánimo de lucro, en contra de lo que reclaman los empresarios.

Por su parte, la teniente de alcalde, la concejal de Somos Ana Taboada, respondió ayer a las quejas de que se ceda espacio público a entidades privadas para la organización y explotación del "OktoberOviedo" que tendrá lugar del 7 al 11 de septiembre en la plaza del Conceyín de La Corredoria. La edil recordó que la propia Otea declinó la invitación que los organizadores les hicieron para participar en la cita. "Les han propuesto participar y no han querido", indicó la número dos del ejecutivo local, que defendió el modelo municipal para las fiestas con la puesta a disposición de cuatro chiringuitos para colectivos y 14 casetas para hosteleros. "Es algo abierto y el que quiera apuntar que se apunte", recordó,

De esta manera, PSOE y Somos cierran filas en torno a la propuesta de la concejalía de Festejos de que dirige el concejal de IU Roberto Sánchez Ramos, de apostar por diferentes espacios a los que pueden concurrir tanto asociaciones como casetas en un plazo de solicitud que finaliza este mismo sábado a las dos de la tarde. Se trata del segundo año que el tripartito opta por un modelo que el año pasado no tuvo gran acogida, pues sólo se ocupó uno de los cuatro chiringuitos ofertados y una decena de las casetas ofertadas en el paseo del Bombé para la ocasión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine