17 de septiembre de 2017
17.09.2017

"Día sin coche", día de rally

La coincidencia del "Princesa" con la jornada de la movilidad desemboca en un reguero de calles cortadas y cambios en las rutas de autobuses

17.09.2017 | 03:10
Varios niños, ayer, en la calle Uría, durante la celebración del "día sin coche".

Oviedo celebró ayer el "día sin coche" y la disputa de los tramos urbanos del Rally "Princesa de Asturias". La cuando menos curiosa coincidencia motivó que la ciudad afrontase el primer sábado de San Mateo con numerosas calles cortadas y una serie de cambios en las líneas de autobús que trajeron de cabeza a conductores y usuarios del servicio. Pese a ello, fuentes municipales aseguran que no se produjeron incidencias destacables de tráfico entre las diez de la mañana y las seis y media de la tarde, horario en el que permanecieron cerradas las calles del entorno del Campo San Francisco -entre ellas Uría, Toreno y Santa Cruz- por las celebraciones de la jornada de movilidad sostenible.

Aunque no hubo críticas directas a la puesta en marcha del "día sin coche" precisamente ayer, los concejales socialistas encargados del tráfico y de la seguridad ciudadana, Ana Rivas y Ricardo Fernández, se desvincularon por completo de la organización de ese evento, que corresponde al área de Medio Ambiente, a cuyo frente está el concejal Ignacio Fernández del Páramo (Somos). Fuentes de la marca municipal de Podemos quitaron relevancia a que la actividad coincidiera con los tramos urbanos de la prueba automovilística. "Es algo que se lleva haciendo desde hace diez años, ha sido todo un éxito y no hemos recibido ninguna queja porque haya sido el mismo día que el rally", afirmaron las fuentes consultas en la dirección de Somos Oviedo.

El "día sin coche" forma parte del programa con el que el Ayuntamiento celebra la Semana Europea de la Movilidad, que en Oviedo se extiende hasta el viernes que viene con múltiples actividades. Además de exposiciones de vehículos eléctricos, bicis de cargas y charlas, el plan de ayer incluyó cursos de bicicleta para niños, una exhibición de patinaje a cargo de la federación asturiana de esta disciplina deportiva y un ajedrez gigante instalado en la calle Uría, frente al paseo de los Álamos.

Esta iniciativa conllevó que, con la única excepción de autobuses y taxis, no hubiera tráfico de diez de la mañana a las seis y media de la tarde por las calles Uría (entre Fruela y Toreno), Marqués de Santa Cruz, parte de Santa Susana, Cabo Noval y Toreno. Por lo que se refiere a los autobuses, la empresa TUA realizó desvíos alternativos en la zona centro que afectaron a siete líneas. Así, se suprimió la parada de Marqués de Santa Cruz, quedando como alternativa la de Toreno, y lo mismo ocurrió con la de Uría Centro, sustituida por la de Melquiades Álvarez.

Mientras todo esto pasaba en el entorno del Campo, la disputa del rally obligó a cerrar a mediodía, y durante toda la tarde, el paseo de La Florida desde la calle Cudillero a la glorieta de Las Campas, así como las calles José Vélez Abascal y Muros de Nalón. Estos cortes obligaron a desviar el tráfico entre el centro de la ciudad y Las Campas, y también afectaron a numerosas líneas de autobús urbano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine