14 de noviembre de 2017
14.11.2017

El tripartito duplica las inversiones y se vuelca en los barrios y la zona rural

El equipo de gobierno confía en cerrar hoy unas cuentas que incluyen la reforma del Campillín, la senda del Nora y planes para la Argañosa

14.11.2017 | 17:25
Un hombre descansa e un banco del parque del Campillín.

Los tres socios del gobierno local celebraron ayer una nueva reunión para tratar de cerrar las cuentas de 2018, se citaron de nuevo para hoy y ésta, aseguran, va a ser la definitiva. El concejal de Economía, Rubén Rosón (Somos), confía, así, en mandar que se inicie hoy mismo la tramitación administrativa del presupuesto para que el documento pueda someterse a votación inicial en el pleno de diciembre, un hecho hasta ahora inédito en este mandato del tripartito. Lo que se cerró ayer fue el capítulo de inversiones, que vuelve a los números de hace dos años, entre 15 y 17 millones de eruos, y que sin grandes proyectos millonarios se vuelca en barrios y zona rural, mejora de calles y accesos, y mejoras en algunas áreas como la de incendios, que contará con un nuevo vehículo especial.

Del total de la lista destacan algunos capítulos como la renovación integral del parque del Campillín, presupuestada con 600.000 euros en el área de Parques y Jardines. Sobresalen también los dineros reservados para algunos proyectos en marcha que tendrán en 2018 una primera inyección de dinero para continuar los trabajos, aunque no se trate de la inversión total de estas actuaciones. Así, la reforma de la entrada a Oviedo que supondrá la conversión del tramo urbano de la autovía en bulevar de Santullano, pendiente ahora mismo de un concurso de proyectos, aparece con 526.620 euros. El nuevo pabellón deportivo pensado para el OCB en La Florida, también consta con una dotación inicial, se supone que destinada a la redacción del proyecto, de 200.000 euros.

Al presupuesto de 2018 van también una serie de actuaciones en colegios del municipio y en las piscinas. En concreto, la construcción del parvulario en Ventanielles, la de la escuela infanil en Soto de Trubia, los pasos cubiertos a las pistas deportivas en varios colegios, la construcción de la cubierta de la pista del Jaime Borrás o la renovación del patio de la escuela infantil de La Florida. En total, suman más de 1,7 millones de euros, incluyendo obras de renovación de piscinas.

La inversión en infraestructuras, patrimonio, mejora de edificios, calles, accesos es una de las más cuantiosas de todo el presupuesto. Y ahí constan también nuevos proyectos. Es el caso de la adecuación de la senda del Nora, con más de medio millón de euros, o un proyecto en Olivares y en la calle Teresa Jornet, también con más de medio millón de euros en expropiaciones. Urbanismo, también en expropiaciones, se reserva una cantidad de 1,1 millones, donde posiblemente están previstas las primeras fases del plan presentado este año para mejorar los accesos al Prerrománico.

Esta área también prosigue con los planes especiales para el conjunto monumental de Olloniego, donde se destina 50.000 euros a arqueología y 150.000 a la redacción del proyecto de actuacione que se llevarán a cabo.

Además, también está previsto un concurso de movilidad sostenible en el entorno del Campo de San Francisco por 250.000, que será el resultado de aplicar las conclusiones de los procesos participativos desarrollados este año.

Más allá, la seguridad es otro capítulo importante en las cuentas de este año. El servicio de extinción de incendios cuenta con una de las inversiones más altas de todo el presupuesto, 1,1 millones para la adquisición de un vehículo autoescala. En total, los bomberos se llevan 1.310.000 euros y la Policía, 1.848.000 euros, con partidas específicas para la reordenación del tráfico en distintos puntos de la ciudad y adquisición de materiales.

Los planes de seguridad, aunque fuera del capítulo de bomberos, también reservan medio millón de euros para los planes antiincendios en edificios municipales, tan de actualidad y tan polémicos este año por los fallos detectados en el Auditorio de Oviedo que obligaron a cerrar algunas de sus salas y a limitar su actividad.

Habrá barrios con proyectos específicos, como la zona de la Argañosa y La Ería, que contará con 447.741 euros para la mejora de sus calles. Más allá, el asfaltado y actuaciones similares en toda la ciudad se reservan otra partida muy cuantiosa, de 1,2 millones de euros.

En el apartado deportivo, las mejoras en el Carlos Tartiere se llevan su medio millón de euros y otros campos como el de San Claudio reciben una inyección de 242.000 euros para la mejora del césped.

Algunas demandas vecinales que han sonado en el último año como la de dotar de un centro social a los vecinos de la parte del Cristo más próxima al viejo hospital, también aparecen reflejadas en el presupuesto, en este caso con 200.000 euros. Vecinos y presupuestos participativos aparecen, de momento, con sendas partidas de un millón y medio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine