06 de diciembre de 2017
06.12.2017

Los hosteleros piden que se prohíba una fiesta de Nochevieja en La Florida

La asociación de vecinos que organiza el evento, que traerá a la orquesta "Panorama", espera una asistencia de unas mil personas

06.12.2017 | 03:11

Los responsables de la Asociación de Hostelería y Turismo de Asturias (Otea) emitieron ayer un comunicado para denunciar la organización de una "macrofiesta" que está programada para los próximos días 30 y 31 de este mes -coincidiendo con la celebración de la Nochevieja- en una carpa que los organizadores prevén instalar en la calle Carreño del barrio de La Florida. "Este tipo de actividades no sólo son una competencia desleal al sector hostelero de la ciudad, sino que, además, suponen un evidente peligro al desconocerse quién está detrás de la organización", critica Otea, que ha pedido al Ayuntamiento que la prohiba.

Aunque el cartel no lo refleja, los organizadores del evento son los integrantes de la Asociación de Vecinos y Festivo Cultural "San Melchor" de La Florida. El colectivo, bajo el reclamo de "Fiesta de Nochevieja", anuncia un nutrido programa de actividades que supuestamente comenzará la tarde del sábado día 30 con la actuación de un payaso para los más pequeños. Ese mismo día, a partir de las diez de la noche, actuará la orquesta "Panorama", actualmente una de las más importantes de España. Al día siguiente, después de las uvas, se subirá al escenario el "Grupo Beatriz" y habrá un DJ para disfrutar hasta altas horas de la madrugada. La entrada anticipada con consumición mínima será de cinco euros y la de taquilla, con copa, se venderá a diez. "En los carteles no se indica en ningún lugar quien es el responsable de la organización, ni se especifican edades de acceso, ni hora de terminación, ni ninguna otra información sobre el responsable del evento", insisten desde la asociación de Hostelería de Asturias.

El presidente del colectivo organizador quiso salir al paso ayer para ofrecer su punto de vista sobre la polémica. "Esto no tiene nada de macrofiesta. Lo hicimos porque hubo muchos vecinos que nos lo pidieron. En el barrio cierran todos los bares ese día y nos pareció una buena forma de pasar la noche juntos en compañía de amigos, nada más", señala Jacobo Campa. "Es evidente que el precio de las entradas indica que no lo hacemos para llenarnos los bolsillos, en ese caso cobraríamos cincuenta euros. Sólo cobramos para cubrir los gastos", añade el representante vecinal, que está a la espera de recibir la licencia del Ayuntamiento. "Lo hemos presentado en tiempo y forma y contamos con ella", dice.

Sólo teniendo el caché de "Panorama" cabe pensar que la fiesta no va a ser barata y que se necesitará un buen aforo para cubrir gastos sólo con las entradas y las ventas de bebida en la barra. "No hemos calculado aún, pero contamos con una asistencia de entre ochocientas a mil personas. En principio está pensado para la gente del barrio, pero tampoco vamos a pedir el carnet de identidad en la puerta", matiza Campa.

Pero desde Otea no van a parar hasta que el Consistorio tome cartas en el asunto. "Hacemos un llamamiento al Ayuntamiento para que actúe como corresponde y prohiba de forma taxativa la celebración de estas macrofiesta de dos días que no parece que cumpla ninguno de los requisitos exigibles. Oviedo no puede permitir este tipo de iniciativas que ponen en solfa las normativas legales municipales ni tampoco las sanitarias, laborales, tributarias y de seguridad. El Ayuntamiento tiene la obligación de prohibirlas de forma tajante para proteger a sus vecinos", dicen los hosteleros.

Otros colectivos del gremio, como Ábaco, que engloba a los propietarios de varios bares de copas de Oviedo, también piensan lo mismo. "Son fechas muy importantes para la economía del sector y actividades como estas, meramente recaudatorias, hacen peligrar puestos de trabajo y la viabilidad de algunos negocios", denuncia el portavoz de Abaco, Eduardo Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine