06 de diciembre de 2017
06.12.2017
Otra agitada sesión plenaria

Taboada llama a los ovetenses a denunciar "los desmanes del gabinismo" ante el tripartito

Iglesias Caunedo desmiente que vaya a ser candidato a la Alcaldía por el PP: "No tengo ni idea, todavía queda mucho para tomar esa decisión"

06.12.2017 | 12:19
Daniel Ripa, ayer, en el Pleno, entre pancartas contra el PP.

La batalla contra la corrupción en el PP volvió a marcar ayer la agenda municipal con el debate, en el pleno del Ayuntamiento de las comisiones del caso Aquagest. Hasta el punto que le teniente de Alcaldía, Ana Taboada, llegó a pedir colaboración ciudadana para que los vecinos denunciaran anónimamente "los desmanes del gabinismo".

Al otro lado, el convidado de piedra fue Agustín Iglesias Caunedo. Durante el Pleno en el que se debatieron las irregularidades en la devolución de un aval por parte del Ayuntamiento a Aquagest cuando el PP gobernaba en Oviedo y en el que se aprobaron -con los votos en contra del PP y Ciudadanos- las conclusiones de la comisión que investigó el caso, no levantó la cabeza, ni dijo ni "mu". Tampoco cuando el público gritó en la sala que se había ido de viaje a Florida "de morro" gracias al dinero de la empresa y no por un regalo que, como él adujo en su día, le habían hecho sus tías.

Buena parte de los asistentes al Pleno municipal portaron pancartas con lemas como: "Si a mi tía le doy un besito, me paga un viajecito" o "Creo en los Reyes Magos y en las tías de Caunedo" desatando el nerviosismo entre los concejales populares y los de Ciudadanos, especialmente entre estos últimos, que tiraron de vehemencia cada vez que tomaban la palabra para expresar su rechazo a las conclusiones de Somos, PSOE e IU sobre la trama del agua ovetense. También la presencia en el pleno de Daniel Ripa generó cierto desasosiego en el PP. Mejor dicho, su marcha repentina de la bancada del público y la desaparición temporal de los periodistas que cubrían el acto. Y es que el secretario general de Podemos en Asturias ofreció una rueda de prensa improvisada en el vestíbulo del salón plenario.

Somos defendió a capa y espada la responsabilidad política de Caunedoy animó a los vecinos a "denunciar los desmanes del gabinismo para seguir tirando de la manta". Lo dijo Ana Taboada al estrenar turno de palabra e inugurar la sesión de forma teatral: "Les voy a contar una historia". La vicealcaldesa relató cómo se enteró de la existencia de supuestas irregularidades en la relación entre el Ayuntamiento y Aquagest. Fue a los pocos días de que el tripartito tomase posesión del Consistorio en 2015. Recibió un anónimo en su despacho que luego le fue sustraído. Ayer, agitó una copia del papel y aclaró que fue la pista definitiva para investigar la devolución del de 400.000 euros.

El portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, leyó de un tirón una extensa intervención en la que dejó claro que "no existe prueba alguna, sino meras conjeturas" que prueben que el viaje a Estado Unidos del que disfrutó Caunedo en 2009 fuese pagado por Aquagest y estuviese relacionado con la devolución del aval. El público le abucheó e incluso le llamó "compi yogui" (en referencia a Javier López Madrid, amigo de los Reyes de España e investigado en la Operación Lezo). Como remate a su intervención, aseveró que debe ser el Juzgado de Lugo el que determine si hubo irregularidades en el caso Aquagest y lanzó un dardo envenenado a Taboada y a su formación por traicionar a sus socios al haberles planteado un ultimátum si se desmarcaban de las conclusiones. "Le debe usted lealtad a sus compañeros de gobierno, señora Taboada. Que no se le olvide".

La portavoz de IU, Cristina Pontón, eludió hablar sobre ese ultimátum y se mostró conciliadora al afirmar que IU colaboró con la comisión de Aquagest desde un principio presentando más de cincuenta enmiendas. El edil socialista Ricardo Fernández -en la misma línea- fue un poco más allá al aclarar que "nosotros no hacemos un juicio penal".

Gerardo Antuña se encargó de parar todos los golpes al PP sentado junto a un cabizbajo Caunedo. El concejal advirtió que las conclusiones de la comisión de Aquagest "son una cacería contra el exalcalde", al que se refirió como "nuestro candidato", causando cierto revuelo en la mesa de la corporación. Además, retó al tripartito -especialmente a Somos- a decir qué documentos o qué declaraciones de funcionarios públicos les habían llevado a deducir que la devolución del dinero del aval a Aquagest responde a una prevaricación de Caunedo tras haberse ido de viaje a Florida. "Eso es falso y responde a una falta d erigor. No existe prueba alguna. Ustedes saben que están acusando a Agustín alegremente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine