01 de abril de 2018
01.04.2018

Rosón pide que los sindicatos negocien la supresión de la zona de afluencia turística

El concejal de Somos pretende que los grandes comercios del entorno de Uría no puedan abrir cuatro festivos más porque perjudican a los pequeños

01.04.2018 | 04:25
Rosón pide que los sindicatos negocien la supresión de la zona de afluencia turística

El concejal de Economía y Empleo, Rubén Rosón, se puso ayer del lado de Comisiones Obreras para apoyar al sindicato en su lucha por suprimir la actual zona de afluencia turística de Oviedo, que este año se ha ampliado a la calle Uría y a otras arterias del centro por imposición judicial. El edil de Somos solicita que se abra "un diálogo entre los representantes sindicales y las administraciones" para que los límites se modifiquen y no se permita a las grandes superficies comerciales abrir cuatro festivos al año que antes no eran laborables. "Apoyamos a CCOO en su reivindicación. Cuando llegamos al gobierno dejamos sin efecto la zona de gran afluencia turística, impidiendo que ninguna gran superficie abriese más festivos. La patronal de las cadenas comerciales denunció nuestra medida, la justicia le dio la razón y obligó a modificar nuestra propuesta", explica Rosón.

Estas zonas de gran afluencia afectan a los municipios de más de 100.000 habitantes que superan las 600.000 pernoctaciones anuales. En Asturias, Oviedo y Gijón. La ley les obliga a fijar un perímetro atractivo para el visitante en el que todos los establecimientos tengan libertad para abrir en determinados festivos que son seleccionados por el Ayuntamiento -cuatro en Oviedo- y que debe aprobar el Principado junto al perímetro afectado. El Gobierno regional también establece otros diez días festivos al año en los que se puede abrir. El Ayuntamiento siempre pretendió que la zona de afluencia turística se limitase al Antiguo, pero un recurso de la Asociación Nacional de Grandes Superficies acabó con esas pretensiones. La denuncia se fundamentaba en que todos los negocios del casco viejo tienen menos de 300 metros cuadrados y la ley ya les permite abrir cuando quieran.

Pequeño comercio

Pero Rubén Rosón considera que la lucha merece la pena. "Seguimos convencidos, como nos trasladan todas las asociaciones de comerciantes, de que esta medida perjudica al comercio local y a los trabajadores de las grandes superficies. Y seguimos en contra de la zona de gran afluencia turística, que consideramos injusta. Por eso, pedimos que se establezca un diálogo entre sindicatos y administraciones para buscar una solución que proteja al pequeño comercio local y los derechos de los trabajadores de las grandes superficies", subraya el edil de Somos.

Las calles incluidas en la zona de afluencia turística son las del perímetro delimitado por Argüelles, Jovellanos, Azcárraga, Paraíso, Postigo Alto, Padre Suárez, Marqués de Gastañaga, Magdalena, Daoíz y Velarde, Quintana, Arco de los Zapatos, Fontán, Rosal, Fruela, Uría, Melquiádes Álvarez, Covadonga, Santa Clara y Progreso.

Los festivos de 2018 en los que en esas calles habrá absoluta libertad de horarios serán el 30 de marzo (Viernes Santo), 13 de mayo (la Ascensión), 2 de septiembre (primer domingo del mes) y 16 de septiembre (domingo anterior al día de San Mateo).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine