14 de abril de 2018
14.04.2018

El fiscal rebaja la petición de cárcel para "Morgan" y la deja en tres años y medio

El empresario está acusado de frustración de la ejecución de un concurso de acreedores por alzamiento de bienes tras vender un hotel en Oviedo

14.04.2018 | 02:10

El fiscal encargado del caso que ha sentado en el banquillo de los acusados al empresario ovetense José María Fernández-Mayo, más conocido como "Morgan", rebajó ayer a la mitad la petición de cárcel que solicitaba inicialmente para el exmarido de la televisiva Leticia Sabater. El ministerio público, que en un primer momento pedía siete años de prisión para "Morgan" por alzamiento de bienes y por falsear las cuentas de su propia sociedad, solicita ahora tres años y medio de internamiento por un delito de frustración de la ejecución de un concurso de acreedores por alzamiento de bienes. El juicio quedó ayer visto para sentencia.

A pesar de su rebaja, el fiscal sigue pensando que el ovetense se escudó en la "opacidad" de sus empresas para conseguir que una de ellas, Inverferma, se declarase en concurso de acreedores y para eludir una deuda adquirida con la firma Inyco Ingeniería por la realización de unas obras durante la construcción del hotel que "Morgan" regentaba en la calle Comandante Vallespín. "Está claro que esas empresas fueron un escudo protector para no pagar la deuda", asegura el fiscal.

Los hechos por los que se juzgó al empresario ocurrieron en la época en la que se estaba construyendo el hotel de Oviedo. Inyco Ingeniería le reclamó por vía judicial 105.441 euros en concepto de las obras realizadas en el edificio. Ambas partes llegaron a un acuerdo para que la deuda se abonase a plazos, pero Inverferma solo afrontó el primer pago. La firma denunciante solicitó entonces el embargo de las cuentas. El 10 de junio de 2013 un juez ordenó el embargo de todos los ingresos del hotel del empresario. Sin embargo, el acusado, "para eludir las responsabilidades de su empresa frente a la demandante y otros acreedores", dice el fiscal, "vendió a Solvia el hotel por 3,5 millones y destinó el dinero a cancelar las hipotecas". También presentó la solicitud de un concurso voluntario de acreedores en cuya lista figuraba una deuda con Marina San José, una empresa de la que "Morgan" es administrador único.

Además de vender el hotel, "Morgan" también se deshizo del mobiliario, por el que consiguió una partida de 107.068,31 euros. El fiscal considera que con ese dinero podría haber saldado la deuda con Inyco Ingeniería, pero el dinero se desvió hacia Marina San José el mismo día en el que se cobró. Según explicó José María Fernández-Mayo durante la vista, lo habría hecho porque ese dinero era necesario para terminar una promoción de 18 adosados que estaba desarrollando en Ibiza y con la que pretendía ganar 11 millones de euros, "para salvar ambas empresas y liquidar también la deuda con Inyco", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine