03 de mayo de 2018
03.05.2018

Eduardo Ramos: "El 40% de los niños están expuestos al humo del tabaco en sus casas"

"No se puede fumar donde juega - o duerme un menor", advierte la - pediatra María de los Ángeles Ordóñez

03.05.2018 | 03:34
Eduardo Ramos Polo y María de los Ángeles Ordóñez.

"El 40% de la población infantil está expuesta al humo del tabaco en sus casas". Así lo dijo ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA el pediatra Eduardo Ramos Polo, que participó en una sesión del Club de la Salud con María de los Ángeles Ordóñez, pediatra de atención primaria que ejerce en La Corredoria y miembro de la Sociedad Asturiana de Pediatría.

La charla estuvo dedicada a analizar los efectos nocivos del humo del tabaco en la infancia. "Fumar crea adicción; se trata de una dependencia que ya se considera enfermedad pediátrica, ya que muchos jóvenes empiezan antes de los 18 años", aseguró el doctor Ramos.

El médico, que ha emprendido una auténtica cruzada para concienciar a la población de las consecuencias negativas que tiene el humo para la salud de los pequeños, denunció que a menudo la publicidad dirigida a niños y adolescentes puede favorecer una iniciación al tabaco. El cigarrillo electrónico como sustituto del convencional fue otro objeto de crítica por parte de los facultativos. "Generan una mezcla aersolizada que contiene saborizantes líquidos y nicotina que es inhalada por el fumador. Desde su introducción en 2007 han experimentado un amplio éxito entre los fumadores, no fumadores, embarazadas e igualmente entre los jóvenes", explicó Eduardo Ramos. Escuelas, bares, restaurantes, terrazas, guarderías, coches o parques también son espacios en los que los pequeños tiene contacto con el tabaco. "Hay muchas razones para dejar de fumar, pero la seguridad de nuestra familia es la más importante", indicó la doctora Ordóñez. "No se puede fumar donde duerme o juega un menor", advirtió la pediatra, quien relacionó el tabaquismo de los padres con enfermedades respiratorias de los niños e incluso otro tipo de trastornos graves. "Cuando los padres fuman más de 15 cigarrillos al día y la madre fuma durante el embarazo, está comprobado el riesgo de leucemia o tumores cerebrales en el hijo". Ordóñez y Ramos recalcaron que tener entornos completamente libres de humo es la única forma eficaz de proteger a los niños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine