15 de mayo de 2018
15.05.2018

Padres de Fozaneldi se plantan y sus hijos no harán la reválida de sexto de Primaria

La prueba de evaluación de diagnóstico de final de etapa para niños de 11 y 12 años se celebrará mañana y pasado

15.05.2018 | 04:04
Alumnos de Primaria durante la reválida del año pasado en un colegio ovetense.

Se plantan, no quieren que sus hijos hagan la reválida de sexto de Primaria que tendrá lugar mañana y pasado en los colegios asturianos, públicos, concertados y privados. Un grupo de padres del colegio público de Fozaneldi han anunciado que sus hijos no participarán en las pruebas de evaluación de diagnóstico de final de etapa, como se llama oficialmente. Además, se concentrarán a las nueve de la mañana a la puerta del centro educativo para mostrar su rechazo al examen. Consideran que a sus hijos no se les evalúa con un examen de un día.

Varias decenas de madres y padres del colegio ovetense, entre ellos la teniente de Alcalde Ana Taboada (Somos) han anunciado que sus hijos no participarán en esta prueba diagnóstica impuesta por el Ministerio de Educación.

En un principio preguntaron en el colegio si podrían enviar a sus hijos con un justificante para que no participasen en la reválida pero les dijeron que no podía ser, así que el plante consistirá en que los niños no entrarán al examen. La reválida ni es obligatoria ni deja de serlo, es decir, no se dice claramente que los niños deben hacerlo, pero se hace un día lectivo, con lo que los alumnos deben participar. Así que en Fozaneldi los padres no permitirán que sus hijos entren al aula. La no asistencia un día a clase no genera ningún problema ni a los alumnos ni a las familias.

La reválida se puso en marcha el año pasado en toda España. Se trata de un examen de diagnóstico para evaluar el nivel general de los alumnos que terminan la Primaria y se centra en las tres grandes áreas troncales de conocimiento: lengua, matemáticas y ciencias. El resultado de estos exámenes no afecta en ningún caso al expediente académico del niño, con lo que puede no hacerlo, no asistiendo a clase, o dejarlo en blanco.

Los tutores de cada clase de Primaria son los encargados los encargados de cuidar el desarrollo de la prueba y, posteriormente, de corregir los exámenes con las respuestas de sus alumnos. Las pruebas, ya corregidas, serán enviadas a la Consejería de Educación del Principado, cuyo personal calificará y enviará esas calificaciones a las personas interesadas, las familias y las direcciones de los colegios que hayan participado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine