18 de mayo de 2018
18.05.2018
La Bolgachina

Utilizan un coche robado en La Bolgachina para asaltar de noche un bar de Llanera

Los ladrones huyeron a pie tras chocar con el turismo cuando les seguía la Guardia Civil

18.05.2018 | 04:06
La grúa retirando el coche siniestrado en la localidad llanerense de Remoria.

El Seat León negro robado en la madrugada del lunes de un aparcamiento de La Bolgachina fue utilizado para perpetrar un asalto a un bar de Lugo de Llanera en la madrugada de ayer. El turismo terminó siniestrado durante la huida de los ladrones, a quienes perseguía la Guardia Civil cuando se salieron de la carretera en la localidad de Remoria y posteriormente lograron escapar a pie por unas fincas de la zona.

El propietario del vehículo, que había difundido la desaparición del turismo con la esperanza de recuperarlo en plenas condiciones, se mostró disgustado por lo ocurrido: "Quedó destrozado", contó Alberto Olano a este diario poco después de comprobar in situ el estado del coche y pasarse seguidamente a prestar declaración en la comisaría de Policía.

Según indicaron fuentes de la investigación, los asaltantes utilizaron la tapa de una alcantarilla para romper la luna del establecimiento. Una vez en el interior del bar destrozaron las máquinas tragaperras para marcharse con la recaudación. Curiosamente, en el interior del vehículo siniestrado había una bolsa con monedas. Con la urgencia de huir de los agentes de la Guardia Civil, los ladrones abandonaron en el asiento del coche una bolsa llena de monedas.

Se trata del segundo robo sufrido por el mismo establecimiento en los dos últimos meses y los propietarios reclaman medidas de seguridad urgentes como la colocación de cámaras de vigilancia para tratar de acabar de una vez por todas por la delincuencia en la zona.

Otros posibles delitos

Los delincuentes tuvieron a su disposición el coche durante tres días. No se descarta la utilización del turismo para cometer otros actos delictivos, aunque todavía es pronto para conocer el resultado de las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en colaboración con las policías municipales de Oviedo y Llanera.

Por su parte, el propietario mostró su extrañeza por el método empleado para perpetrar el robo. "No rompieron ni un cristal ni dejaron ningún rastro", declaró sobre un vehículo del que llegó a pensar, "que se lo había tragado la tierra".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine