La Nueva España

Educando hacia el futuro

22.03.2016 | 04:17

Innovación y apertura, nuevas metodologías y valores, tecnologías aplicadas a la educación e inteligencia emocional. Estos son los pilares que fundamenta la labor diaria del Colegio San Vicente de Paúl, centro bilingüe perteneciente a la Fundación Educere, que forma parte de la ciudad de Gijón desde hace más de 100 años.

Fundado y gestionado por las Hijas de la Caridad, ha proporcionado una educación cristiana y de calidad a decenas de generaciones de gijoneses y gijonesas. Desde el inmueble de la calle Caridad, con la vista siempre puesta en la playa de San Lorenzo, lo que fue un hospicio para niños huérfanos a principios del siglo pasado e incluso un hospital es ahora un centro vanguardista, adaptado a las nuevas exigencias de la educación y de la sociedad. Entre las paredes de su emblemático edificio se imparten enseñanzas desde 1.º de Educación Infantil (3 años) hasta 4.º de ESO (16 años). Durante esta etapa formativa tan importante, el alumnado es educado en los valores fundamentales de San Vicente de Paúl: caridad, solidaridad y esfuerzo. Esta formación va mucho más allá de lo académico, impregnando a los niños y jóvenes de una mirada crítica con las injusticias y una iniciativa para tender la mano a los más necesitados y solucionar los problemas de los que les rodean.

Actualmente, el colegio se está convirtiendo en punta de lanza de una nueva visión de la educación en Gijón: desarrollo de inteligencias múltiples, trabajo por proyectos, aprendizaje cooperativo, utilización de tablets y libros digitales desde 5.º de E. Primaria, creación de los materiales curriculares por parte del profesorado y, como novedad para el próximo curso, implantación de un proyecto de educación emocional en todas las etapas.

Todo esto, en un horario continuado de clase, en jornada de mañana, con el fin de que el alumnado pueda aprovechar el tiempo de tarde para el desarrollo del resto de habilidades, para lo que se dispone de una amplia oferta de actividades extraescolares centradas en la actividad deportiva y las nuevas demandas de la sociedad: Inglés con certificaciones oficiales, Robótica, Programación, etcétera, complementada con servicio de comedor y transporte escolar desde los 3 años, así como un servicio de madrugadores antes de la entrada, y otro después de la salida. Y para el período estival, campamento urbano en el propio centro.

La sociedad demanda un estilo que aúne los valores cristianos tradicionales con una nueva visión comprometida, emprendedora, ecologista, donde el verdadero protagonista del acto del aprendizaje sea el alumno, con cercanía, apoyo, acompañamiento y formación a las familias en las diversas etapas de crecimiento de sus hijos e hijas. Una especial preocupación por la buena convivencia, con especial atención a la prevención del acoso escolar, los contratos y compromisos de convivencia y la colaboración de los mayores con los más pequeños, como base para crear un ambiente de trabajo y aprendizaje adecuados.

El Colegio San Vicente de Paúl seguro que seguirá siendo un referente en Gijón, innovando siempre hacia el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine