Real Oviedo 21Real Valladolid
 

El Oviedo pasa de ronda en la Copa del Rey

Los azules parecieron resolver el encuentro con dos tantos en tres minutos pero sufrieron en demasía para mantener el resultado al final

10.09.2015 | 00:28

Con justicia pero con sufrimiento en los últimos minutos superó el Real Oviedo está segunda eliminatoria de la Copa del Rey.

Ante muy escaso público los azules, con un equipo muy renovado con respecto a La Liga, dejaron buenos detalles individuales y fases de buen juego.

Y es que al Oviedo le costó mantener la continuidad a la hora de llevar el peso del partido. Comenzó mejor el Valladolid el primer cuarto de hora, se recompuso el Oviedo el resto de la primera mitad, pareció resolver al comienzo de la segunda parte la eliminatoria pero se descompuso, al final, tras el gol de los pucelanos y debió defenderse hasta el final para lograr su objetivo.

Muchas cosas positivas. La principal pasar la eliminatoria pero también dar minutos a los menos habituales y ver como se desenvolvían los teóricos suplentes. Muchos de ellos dejaron muestras de ser una alternativa real para Egea y que el fondo de armario del equipo es muy amplio.

Negativas, perder el control de un partido con dos tantos de ventaja y un jugador más sobre el campo y tener que finalizar el encuentro defendiendo en su propia área.

Los goles del Oviedo se lograron en el minuto 52 y 55. El primero fue conseguido por Toché al transformar un penalti cometido sobre él mismo y que vino acompañado de la expulsión de Juanpe. El segundo por Hervías de fuerte disparo tras una recuperación en campo contrario.

El tanto pucelano fue obra de Alfaro en el minuto 71 al aprovechar un servicio de Ángel.

Con el objetivo principal del encuentro conseguido y con vistas al futuro cercano del equipo hay que destacar las nuevas alternativas que se le presentan al técnico local.

Toché se movió bien aunque sus compañeras no leyeran habitualmente sus desmarques. Omgbá hizo un despliegue físico espectacular, presionando en campo contrario y realizando valiosísimos cortes de balón. Nacho López y Bautista cumplieron en las bandas, ...

Lo que quedó muy claro es que el Real Oviedo tiene dos bandas eléctricas y desequilibrantes con Aguirre y Hervías y que, hoy, Edu Bedia con su calidad y Vila con su colocación pusieron un poco de pausa por el centro para que el partido no se descontrolase y acabase en un correcalles, algo que parece muy necesario para mejorar en el futuro.

En definitiva muchas alternativas pero un equipo todavía en formación que ve reforzado su trabajo, además, con los últimos buenos resultados.

Próximo partido, domingo en Tenerife a las 19:15h.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine