Lne.es »

Miño sella la meta

El Oviedo busca no encajar ningún gol por tercer partido consecutivo, algo que aún no ha logrado esta temporada

23.04.2016 | 18:23
Rubén Miño detiene un balón en un entrenamiento.

Parece inevitable echar la vista al frente. A los dos partidos seguidos en casa, o incluso a las ocho jornadas que restan por disputarse. Pero Generelo corta de raíz cualquier distracción. "Solo tenemos un encuentro ante el Huesca", asegura convencido en la rueda de prensa, agarrándose al lema del "partido a partido", una moda imparable en los banquillos españoles. El Oviedo solo piensa en el Huesca, dice su entrenador, pero la afición ya echa cuentas de cómo debe ser el camino para poder aspirar al ascenso a Primera. Con cinco partidos en casa de los ocho que quedan, el Tartiere se presenta como un factor decisivo. El otro es la seguridad defensiva, una característica en auge en el sistema de Generelo.

La fortaleza de la zaga es una de las condiciones que siempre se destacan de los equipos ambiciosos. Generelo manifestó en una de sus primeras intervenciones como técnico que quería un equipo que apostara por la posesión y se mostrara fuerte en defensa. Después de cinco partidos bajo su dirección se empiezan a ver las mejoras, aunque el equipo, en contraprestación, ha perdido últimamente algo de mordiente arriba. El 0-0 de Tarragona se sumó al 1-0 ante el Numancia de la semana pasada para sumar por tercera vez en la temporada el segundo encuentro consecutivo sin recibir goles. Hoy, los azules tienen la oportunidad de sumar por primera vez en la campaña tres encuentros sin recibir un tanto.

En las dos rachas anteriores, la buena dinámica se rompió al tercer choque. La primera vez que los azules encadenaron dos encuentros consecutivos sin encajar fue en las jornadas 13.ª y 14.ª, en las que lograron ganar 2-0 al Nàstic y 0-1 al Huesca. El 2-1 en Córdoba a la semana siguiente acabó con la imbatibilidad de Esteban. Parecido desarrollo se vivió en las jornadas 20.ª y 21.ª, con un 1-0 al Zaragoza y un empate sin goles en Pamplona. Después, el 2-2 de Lugo volvió a dejar a los de Egea sin el triplete más eficaz del curso.

Rubén Miño está siendo el encargado de cerrar la puerta en las últimas semanas. Su titularidad ha sido una de las decisiones más controvertidas de David Generelo desde que se hiciera cargo del equipo por todo lo que significa Esteban para el aficionado. Miño jugó en Alcorcón por lesión del avilesino, en el debut del nuevo entrenador, y ya no ha salido del once. El saldo en las cinco semanas es de 3 goles encajados en cinco partidos. En el mismo plazo ha hecho cinco dianas.

La búsqueda de la seguridad defensiva fue uno de los grandes objetivos de Sergio Egea en la temporada y media que se hizo cargo de la nave azul. El guión se repitió en los comienzos de las dos campañas: el equipo se mostraba eficaz en ataque pero le costaba cerrar atrás. El paso de las jornadas fue puliendo los detalles y mostrando a un equipo más compensado.

El Huesca, más peligroso fuera de casa. Pero el Huesca no tiembla ante el reto que le plantea el Oviedo. O al menos es lo que defiende su entrenador, Anquela. El técnico puede agarrarse a la estadística para sumar razones al optimismo: los números dicen que el Huesca hace más puntos como visitante que en su feudo. El equipo aragonés suma hasta la fecha 16 puntos en El Alcoraz en 17 encuentros jugados, lo que le sitúa como el peor conjunto de la competición en su feudo. El segundo peor es el Bilbao Athletic, con 20 puntos. Pero sus opciones de salvación se sustentan hasta ahora fuera de casa. Los aragoneses han hecho hasta ahora 20 puntos en 17 citas como visitantes. En este aspecto mejoran los números del Oviedo, que ha sumado hasta la fecha 19 puntos como visitante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Clasificación 2ª división - 1 col

[an error occurred while processing this directive]
Enlaces recomendados: Premios Cine