Lne.es »
Fútbol Segunda División
Real Oviedo 41CD Mirandés
 

El Oviedo golea en la primera de sus finales

Los azules se aferran a sus esperanzas de ascenso tras una cómoda victoria

14.05.2016 | 21:28

El Real Oviedo consiguió una cómoda victoria frente al CD Mirandés que le permite asegurarse una semana más, y ya son 22, una plaza de playoff, a la vez que recortar puntos con sus predecesores en caso de tropiezo, como ya le ha ocurrido en la tarde de hoy al Real Zaragoza.

El encuentro no fue tan sencillo como pueda indicar el marcador. Los burgaleses realizaron una buena primera mitad y llegaron con continuidad a una meta local, siempre bien defendida por Miño, cuando la ventaja era de un solo gol en el marcador.

Volvió David Generelo a optar por un sistema con dos delanteros pero en esta ocasión el hombre elegido para acompañar a Toché no fue el habitual, el marfileño Koné, sino Linares.

Todo pareció volverse de color azul cuando al poco de iniciarse el encuentro, en el minuto 5, Erice recogió un rechace en la frontal del área tras un córner y disparó con potencia. El balón atravesó una nube de jugadores y sorprendió al portero con dudas sobre si había o no tocado en alguien más.

El Real Oviedo tocaba con facilidad y era capaz de realizar jugadas de mérito en ataque, con combinaciones rápidas que hacían sufrir y correr al equipo visitante, pero este a su vez hacía sufrir a los asturianos cuando tenía la pelota.

El Oviedo no recuperaba con facilidad y el sistema de Terrazas permitía superioridades sobre todo por las bandas.

Oyarzun y Sangalli fueron un peligro constante pero los acercamientos fueron más numerosos que las ocasiones claras aunque los burgaleses hicieron méritos para lograr el empate en esta primera parte. El larguero, a un tiro de Eguaras, y un paradón de Miño a Sangalli permitieron a los ovetenses mantener la ventaja en el marcador.

Tras el paso por los vestuarios los azules rápidamente resolvieron el partido. Otra vez a los 5 minutos, Susaeta desbordó en su banda y centró para que Linares rematara en el área pequeña. Raúl pudo despejar con apuros pero Toché, en boca de gol, remató a placer.

De aquí al final fue un paseo para los locales. Tramos de buen juego que se juntaron al gran desgaste físico visitante de la primera mitad permitieron que el Oviedo siguiera llegando al área rival y además con efectividad.

Valle marco en el 57 superando al portero en su salida, tras pase en profundidad de Toché, y Susaeta al transformar un claro penalti por mano, veinte minutos después, conseguía el cuarto.

Con los tres cambios realizados se produjo la lesión de Erice que obligó a David Fernández a jugar de medio centro. El Oviedo con el holgado marcador y con jugadores fuera de sitio pareció relajarse y permitió el tanto del honor del Mirandés por medio de Sangalli, ya en el descuento.

Buen equipo el Mirandés, con buenas hechuras y que no le perdió la cara al partido hasta el final a pesar del marcador pero que se vio claramente superado por un Real Oviedo mucho más efectivo y con tramos de partido de buen juego.

El equipo local sigue en la lucha tras ganar la primera de sus finales. Quedan cuatro. La siguiente, en tierras andaluzas frente a la UD Almería, el domingo a las 19:15h.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine