31 de diciembre de 2016
31.12.2016
Hierro | Entrenador del Oviedo

"Saúl aportará calidad y compromiso"

"El mercado de invierno es engañoso; no es fácil encontrar"

31.12.2016 | 03:01
Hierro dialoga con Saúl Berjón.

"Algunos más?". Fernando Hierro no suelta prenda cuando se le pregunta por las necesidades del equipo, por el número de futbolistas que desea incorporar. "Algunos más?", repite con una sonrisa cuando se le insiste. El Oviedo está metido de lleno en el mercado de fichajes y al entrenador se le multiplica el trabajo. Por una parte, dirigir las sesiones en El Requexón. Por otra, dar su opinión sobre posibles incorporaciones. Es la manera coral de trabajar que tiene el Oviedo. Tras las siete sesiones en una semana intensa en El Requexón, toca tomarse un respiro. Hierro ha concedido a los futbolistas dos días y medio de descanso y el equipo regresará a la rutina en la tarde del lunes. El malagueño aprovecha su última intervención ante la prensa de 2016 para hacer balance del primer tramo de competición. "Estoy satisfecho con el año en general. Esta semana ha sido importante para el grupo, con una carga de trabajo fuerte en siete sesiones. Ahora que disfruten de la familia para empezar con fuerza", asegura.

Con el Sevilla Atlético aún a una distancia prudencial, la mayor parte de las cuestiones en su intervención giran en torno al mercado de fichajes, un escenario del que el entrenador guarda algunas cautelas. "El mercado de invierno es engañoso. Es difícil encontrar jugadores y, además, hay mucha competencia. La gente que rinde bien, que está a su nivel no sale de sus clubes. Hay que tener mucho conocimiento del mercado, de las características de los jugadores, de su capacidad de adaptación... No es sencillo. Pero Joaquín, Ángel y César tienen experiencia y conocimientos. Yo estoy tranquilo", analiza el entrenador que hasta la fecha solo ha visto alterada su plantilla con un par de retoques: la salida de Carlos Peña y la llegada de Saúl Berjón.

El fichaje realizado sirve para colmar una de las demandas del cuerpo técnico y para aumentar la cuota de canteranos en el equipo. Un fichaje con doble efecto. "Saúl es un chico de la casa, que conoce la ciudad. Como jugador tiene talento, ha jugado a mucho nivel y aportará calidad, experiencia y compromiso. Se ha integrado en el grupo, tiene amigos como Michu en el vestuario y eso ayuda. Que siga su plan de trabajo, que aproveche estos días y que el día 2 venga con ilusión, lo necesitamos ilusionado", analiza. "Ha jugado de delantero mucho tiempo pero donde se siente más cómodo es en la izquierda. Lo tenemos claro. Nos puede dar coas es las bandas, y como segundo punta. Tiene el gol y el último pase en la cabeza. Es fantástico tenerle aquí dos años y medio. Está en su casa y es lo que quería", abunda.

Por las declaraciones de Hierro parece claro que la ubicación del asturiano está en la banda, que peleará con Linares por un puesto como extremo izquierdo. Al menos esa es la idea inicial con la que parte el entrenador. Una de las demandas, la de gente de banda queda así cumplida, aunque el mercado aún tiene más nombres que ofrecer para el intento de mejora del grupo que pretende Hierro. "No abrimos ni cerramos puertas. El club sabe lo que opino y cuál es mi idea. Sí, pueden llegar más jugadores...", se limita a comentar el malagueño evitando dar pistas.

La prioridad en estos momentos es la llegada de un central. La salida de Peña ha debilitado en número la retaguardia y su eje central ya estaba algo desprotegido desde el inicio de la competición con solo tres centrales puros. De ahí que Hierro haya solicitado a la dirección deportiva un esfuerzo para reforzar el centro de la zaga. El argentino Torsiglieri es uno de los nombres en la lista que maneja el conjunto carbayón. Tampoco se descartan más movimientos en otros puestos, como el centro del campo o el foco ofensivo (zona en la que encaja Naranjo, delantero del Celta que no está gozando de protagonismo en Primera). En todo caso, en un mercado tan condicionado, las operaciones dependen en última instancia de las oportunidades que brinde el mercado.

Hierro finaliza su exposición en El Requexón con su carta de deseos para el año que entra: "Salud, tranquilidad, trabajo, familia y que tengamos claro el objetivo: pelear por los puestos de play-off".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine