19 de junio de 2017
19.06.2017

El central que hacía falta

El gallego, un fijo tras llegar cedido por el Celta a mitad de temporada

20.06.2017 | 03:39
David Costas, con el balón, ante el Sevilla Atlético.

Pocas veces se ha visto a un jugador adaptarse tan rápido y tan bien como lo hizo David Costas, de 21 años, tras su llegada a Oviedo en el mercado de invierno. El central gallego disputó su primer partido en la 24ª. jornada y desde entonces no se perdió ni un solo minuto con el equipo azul hasta que concluyó la temporada. Por si fuera poco, marcó en los dos primeros partidos que jugó con el Oviedo.

El equipo de Fernando Hierro necesitaba un central con urgencia, el gallego llegó en enero para solucionar ese problema y se convirtió en el defensa más solvente del equipo. Costas comenzó la temporada en el primer equipo del Celta, en Primera, donde no tuvo demasiadas oportunidades. Jugador con mucho futuro, el cuadro vigués le buscó una cesión para que no se quedara toda la temporada en el dique seco en una operación en la que todas las partes salieron ganando.

Lo único que le faltó a David Costas para haber terminado la temporada a lo grande fue haber acabado en puestos de play-off de ascenso con el Oviedo. Su buen rendimiento individual se vio lastrado por el mal final de temporada que realizó el conjunto azul. Un mal final en el que hubo partidos en los que la zaga fue protagonista en lo negativo. Especialmente aciago fue el partido ante el Córdoba, en el que los azules cayeron por 4-2 y en el que perdían 3-0 cuando sólo habían transcurrido 34 minutos. Un encuentro en el que se dejaron muchas de sus opciones de clasificarse para el play-off.

Pero lo cierto es que hasta en ese partido David Costas fue lo más aseado de una defensa que naufragó desde el primer minuto. Otro de los aspectos destacados de este central es su facilidad para marcar, con un potente remate de cabeza que le llevó a conseguir tantos que dieron puntos al Oviedo. En su primer partido, en el Tartiere ante el Mallorca, su testarazo dio la victoria (2-1) a los azules ya en el tramo final del encuentro. En el siguiente partido volvió a marcar en la victoria (0-2) ante el Mirandés. Su otro tanto con la camiseta azul lo marcó en el Tartiere para adelantar a los azules ante el Huesca en un partido que concluyó con empate a uno.

David Costas ha sido uno de los jugadores que mejores sensaciones ha dejado al aficionado azul esta temporada, un central que difícilmente dejará escapar el Celta y que podría empezar a contar con minutos en Primera División ya la próxima temporada. Y si el cuadro gallego quisiera volver a cederlo, el Oviedo haría bien en pujar por un central que ha dado el nivel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine