03 de agosto de 2017
03.08.2017

La mala pata de Diego Fabbrini

El italiano, fuera de juego por una rotura de ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda

04.08.2017 | 03:59
La mala pata de Diego Fabbrini

La mala fortuna se ha cebado con Diego Fabbrini, el mediapunta italiano que se había incorporado al Oviedo hace seis días cedido por el Birmingham inglés. Fabbrini se retiró lesionado del entrenamiento del pasado lunes y el diagnóstico ha sido más grave de lo esperado. El internacional sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Una lesión que, según fuentes médicas ajenas al club y consultadas por este periódico, le tendrá alrededor de seis meses en el dique seco.

El mediapunta viajará a Inglaterra, donde su club de procedencia le realizará nuevas pruebas para confirmar este primer diagnóstico. Fabbrini llegó al Oviedo el jueves pasado y debutó con la camiseta azul en el partido que los de Anquela empataron a 0 con la Cultural, en León, el sábado. Un partido en el que dejó algunos destellos de su gran talento a pesar de haber entrenado muy poco con su nuevo equipo.

El italiano es un futbolista que tiene una dilatada experiencia en el fútbol europeo y que llegaba al Oviedo para darle un salto de calidad, siendo un jugador especial y con capacidad de desequilibrar un encuentro con uno de sus pases entre líneas. También tiene la habilidad de romper las defensas rivales gracias a su capacidad para driblar. Fabbrini ya despuntó en el Empoli antes de ser fichado por el Udinese. En su trayectoria destaca su participación en un partido de la selección absoluta de Italia. Con el equipo transalpino disputó un amistoso en agosto de 2012 ante Inglaterra. Desde entonces le ha costado asentarse en un club durante un periodo largo. Ha pasado por Palermo, Watford, Millwall, Middlesbrough, Birmingham y Spezia.

El futbolista está muy afectado tras conocer la gravedad de su lesión. Fabbrini llegó al Oviedo con la ilusión de dar un nuevo impulso a su carrera en una liga que consideraba muy adecuada a sus cualidades. "El Oviedo es la solución perfecta para mí. El fútbol español le viene muy bien a mi estilo", decía durante su presentación ante la afición azul en el Carlos Tartiere. Uno de los que habló a Fabbrini de sus primeras impresiones en Oviedo fue otro de los fichajes de esta temporada, Nahuel Valentini, al que considera su amigo tras coincidir los dos en el Spezia.

La ausencia de Fabbrini obliga al Oviedo a buscar en el mercado un recambio con un jugador de unas características similares para una posición en la que tienen pocos efectivos. Los azules han ido sumando futbolistas en la zona central, donde ya tienen a cuatro jugadores (Mariga, Folch, Rocha y Hidi), además de al canterano Edu Cortina. Ahora tendrán que reactivar la búsqueda de un jugador con un perfil más creativo, capaz de dar el último pase a los delanteros. A esa posición también se puede adaptar el ovetense Saúl Berjón, aunque el departamento técnico del Oviedo trabajará para reforzarse en un puesto de mucha importancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine