13 de noviembre de 2017
13.11.2017
Nàstic 12Oviedo
 

El Oviedo da el salto

El equipo azul supera las dificultades y remonta al Nàstic con un tanto de penalti de Ñíguez en el último suspiro

14.11.2017 | 03:34
El Oviedo da el salto

El Oviedo dio un salto considerable en Tarragona. Los azules consiguieron la primera victoria a domicilio de la temporada (1-2) en un partido en el que fueron superiores en juego y ocasiones ante un Nàstic que aprovechó un penalti para ponerse por delante en el marcador y complicar las cosas a un equipo azul que tuvo que superar primero el hándicap de fallar un penalti, por mediación de Saúl Berjón, que le podría haber puesto por delante en el marcador, y después quedarse sin Forlín, su mejor jugador en el terreno de juego, en el tramo inicial de la segunda mitad.

El Oviedo superó todas las adversidades y consiguió rubricar su primera victoria fuera de casa en el tiempo de prolongación al transformar Ñíguez un penalti cometido sobre Mossa cuando los azules ya estaban con un jugador menos en el terreno de juego por la expulsión de Carlos Hernández por doble amonestación.

A pesar de ello, el Oviedo mantuvo la fe hasta el final, y cuando ya parecía que el partido estaba abocado al empate, Ñíguez hizo justicia para que los azules consiguiesen los tres puntos que merecieron por juego y ocasiones. La primera victoria fuera supone para los azules un empujón en la tabla.

Ni la roja a Carlos pudo con un Oviedo que mereció la victoria

Anquela optó por dar continuidad al esquema que utilizó de inicio ante el Lugo, con cuatro defensas y Forlín por delante de ellos. La ausencia de Diegui Johannesson, convocado por Islandia, fue suplida por Cotugno, mientras que el resto del once fue el mismo que jugó ante los gallegos. En el Nàstic, la principal novedad fue la ausencia del lateral georgiano Kakabadze, ya que el macedonio Dimitrievski regresó a tiempo y estuvo en la portería de un equipo local que también contó de inicio con el nigeriano Uche.

En la primera mitad, salvo los primeros minutos, en los que los azules cometieron algunos desajustes defensivos, el Oviedo fue superior al Nàstic y además tuvo mayor presencia ofensiva. Sin embargo, se marchó al descanso con desventaja en el marcador. La diferencia estuvo en el acierto desde el punto de penalti. Mientras que Saúl Berjón falló su lanzamiento, que envió por encima de la portería de Dimitrievski, en el minuto 20, por un derribo de Gaztañaga sobre Carlos Hernández, Manu Barreiro convirtió el suyo en gol, en el minuto 39, después de la acción de Mossa sobre Uche. Fue el único lanzamiento entre los tres palos de los locales en la primera mitad, pero fue suficiente para poner contra las cuerdas a un Oviedo que hasta entonces había realizado un buen trabajo defensivo, sin apenas concesiones. Prueba de ello es que un lanzamiento de falta de Tejera que se marchó fuera y otro de Manu Barreiro, desviado, fueron su único balance ofensivo.

El Oviedo comenzó a crecer desde atrás y logró meter el miedo en el cuerpo al rival en varias acciones, casi todas ellas por la banda izquierda, en la que Aarón Ñíguez y Saúl Berjón e incluso en varias incorporaciones Mossa llevaron el peligro. Los azules gozaron de su mejor ocasión en un disparo de Linares que detuvo bien Dimitrievski en el tramo inicial y después con dos remates de Folch, el segundo de ellos de cabeza, que salieron desviados. Llegaban los azules con bastante facilidad a la zona de definición, pero les faltaba acierto en el último pase para generar claras ocasiones ante un Nàstic que sacó provecho de la única que tuvo.

En la segunda mitad, el Oviedo optó por retrasar la posición de Forlín, pasando a jugar con tres centrales, con los dos laterales, Mossa y Cotugno, muy adelantados. Con este esquema, los azules salieron desde el inicio dispuestos a llevar la iniciativa ante un rival que dejó claras sus intenciones, mantener su ventaja sin correr ningún riesgo y buscar las contras para hacer daño.

Tras varias ocasiones, la mayoría con Linares como protagonista, llegó el empate. Un córner que sacó en corto el Oviedo y que Ñíguez centró al corazón del área. Carlos Hernández cabeceó a la red. El tanto premiaba a los azules y les daba aire.

No importó la expulsión de Carlos Hernández en el minuto 89. La última internada de Mossa dio con el lateral en el suelo. El árbitro señaló penalti y Aarón Ñíguez, tras resbalarse en la ejecución, logró anotar. Fue un justo premio para un buen Oviedo. Y su primera victoria fuera de casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Clasificación 2ª división - 1 col

EQUIPO PTOS PJ PG PE PP GF GC
1 Huesca Huesca 29 15 8 5 2 22 9
2 Lugo Lugo 26 15 8 2 5 16 14
3 Osasuna Osasuna 25 14 6 7 1 17 8
4 Numancia Numancia 25 14 7 4 3 18 12
5 Granada CF Granada CF 23 14 6 5 3 23 15
6 Sporting de Gijón Sporting de Gijón 23 14 6 5 3 18 10
7 Real Valladolid Real Valladolid 23 15 6 5 4 29 24
8 Rayo Vallecano Rayo Vallecano 21 14 5 6 3 20 16
9 Tenerife Tenerife 21 15 5 6 4 19 15
10 Real Oviedo Real Oviedo 20 15 5 5 5 21 21
11 Cádiz Cádiz 20 14 5 5 4 10 10
12 Reus Deportiu Reus Deportiu 20 15 4 8 3 11 13
13 Real Zaragoza Real Zaragoza 18 15 4 6 5 19 20
14 Albacete Albacete 17 15 4 5 6 12 19
15 Barcelona B Barcelona B 16 14 3 7 4 16 17
16 Cultural Leonesa Cultural Leonesa 16 14 3 7 4 16 21
17 Alcorcón Alcorcón 16 14 4 4 6 10 17
18 Gimnàstic de Tarragona Gimnàstic de Tarragona 15 14 4 3 7 16 19
19 Almería Almería 15 15 4 3 8 12 17
20 Lorca Lorca 13 15 3 4 8 14 20
21 Sevilla Atlético Sevilla Atlético 10 14 1 7 6 10 19
22 Córdoba Córdoba 10 14 3 1 10 14 27
Enlaces recomendados: Premios Cine