La Nueva España

El proyecto de las dependencias policiales se hará donde estaba previsto, pese a las críticas

Corrales califica de «desafortunadas» las declaraciones del Sipla respecto a la amenaza de acciones terroristas

09.04.2008 | 02:00
La antigua Tenencia de Alcaldía de Lugones, donde se prevé ubicar la sede policial.

Lugones,

Manuel NOVAL MORO


El alcalde de Siero, Juan José Corrales, ha asegurado que la licencia de obras para remodelar la antigua Tenencia de Alcaldía de Lugones y ubicar en estas dependencias una nueva sede que compartirán la Policía Nacional y la Local «está en trámite» y «se va a conceder de acuerdo a informes técnicos y jurídicos».


Con estas palabras, el regidor dejó claro que la intención es seguir con el planteamiento de ubicar en este edificio la nueva sede lugonense, pese a las reiteradas críticas de los partidos de la oposición y el último y más significativo posicionamiento en contra de los representantes sierenses del Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias (Sipla), mayoritario entre los agentes del municipio. También la Unión Federal de Policía (UFP), que representa a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, se manifestó en contra de las dependencias porque considera que «no reúnen las mínimas medidas de seguridad».

El regidor dijo que la obra «se ejecutará porque se trata de una unidad policial muy demandada por los vecinos de Lugones y La Fresneda», que supondrá un refuerzo en la dotación que habrá de garantizar la seguridad ciudadana.

Por otra parte, el Alcalde se mostró muy crítico por las declaraciones vertidas por los representantes del Sipla relativas al terrorismo. Concretamente, el sindicato señalaba en su comunicado que la inseguridad aumentaría «desde el mismo momento que se comparten las dependencias con un cuerpo de seguridad estatal, el cual es objetivo prioritario de actividades terroristas».


Corrales consideró estas declaraciones «desafortunadas y repudiables desde el punto de vista ético», porque el terrorismo está «pendiente de la cabeza de muchos españoles».

Por su parte, la concejala del PP María Jesús Berdasco aseguró que el rechazo de los sindicatos policiales avala la denuncia realizada por su partido hace meses relativa a la deficiente seguridad de las dependencias, que, recordó, «se sitúan sobre un aparcamiento subterráneo, junto a un parque muy frecuentado por niños y bajo un bloque de viviendas».

La edil criticó que se haya intentado «aplicar una experiencia piloto sin consultar con los afectados (cuerpos policiales y vecinos), sin contar con la opinión del resto de fuerzas políticas y, lo que es más grave, sin tener en cuenta las condiciones de seguridad del local donde se pretende ubicar a los dos cuerpos».


La edil dijo que la solución «no pasa por hacer una carrera entre todos los grupos políticos para ver quién propone una mejor ubicación, sino por estudiar y consensuar, entre todos, las diferentes posibilidades que existen en Lugones para albergar las dependencias policiales».

En este proceso, según Berdasco, «se deberían tener en cuenta la idiosincrasia de cada uno de los cuerpos policiales y sus necesidades operativas, no se debería discriminar a ninguno de los cuerpos al asignar los espacios, y se deberían buscar soluciones definitivas y no meros parches que más temprano que tarde se deberán rectificar».

Por su parte, el portavoz de Conceyu, Rafael Rodríguez, insistió en que, aunque la sede policial es necesaria se deben buscar alternativas. La más adecuada, en su opinión, es el antiguo centro de salud, donde está previsto ubicar el Servicio Público de Empleo. Se podría trasladar dicho servicio a la antigua Tenencia de Alcaldía, que tiene espacio suficiente, y situar un cuerpo policial en cada piso del antiguo centro de salud. Rodríguez propuso en su día, además, el edificio del actual centro de consumo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine