Los padres de 22 alumnos sierenses solicitan sin éxito plaza en el Río Nora

Los niños, entre 11 y 12 años, serán desplazados al Juan de Villanueva por la saturación del centro

10.05.2008 | 00:00
Un grupo de alumnos del Instituto Río Nora.
Un grupo de alumnos del Instituto Río Nora.

Pola de Siero,


Franco TORRE


Los padres de veintidós niños, de entre 11 y 12 años de edad, han protestado ante el traslado de sus hijos del Instituto Río Nora, donde habían solicitado plaza para el próximo curso, al Juan de Villanueva, debido a la saturación registrada por el centro.


La argumentación de las autoridades educativas para efectuar el traslado es que, ante la saturación de solicitudes para el curso de primero de la ESO, al que deberían sumarse los niños a partir de septiembre, el cupo del centro se ha sobrepasado, por lo que se han visto obligados a trasladar a este grupo de alumnos. Asimismo, otros siete alumos de El Berrón han visto cómo su solicitud se rechazaba por los mismos motivos, lo que podría derivar en que se integren en el centro ubicado en Noreña.

Pese a que los jóvenes de esa localidad sierense han sido tradicionalmente inscritos en el centro noreñense, debido al libre acceso los padres pudieron inscribir a sus hijos en el centro de la capital del concejo, aunque la saturación del Río Nora podría provocar que finalmente fuesen «redirigidos» a las instalaciones noreñenses.

Para los padres del grupo de 22 alumnos, la solución pasaría por crear un nuevo grupo en ese curso, una medida que ya cuenta con antecedentes en el mismo centro. No obstante, desde el Ministerio de Educación, al que han recurrido los padres en busca de una resolución al problema, se muestran en principio reacios a tomar esa medida. Esta postura podría explicarse por el hecho de que ya hay confirmados cuatro grupos en ese curso.


Sin embargo, los padres no consideran que la reubicación sea una buena solución, ya que el otro centro de Enseñanza Secundaria de la localidad, el Juan de Villanueva, también se encuentra saturado de alumnos, por lo que el próximo curso se podría producir una superpoblación de las aulas similar a la que ya padece el Río Nora. No obstante, desde el propio Ministerio han indicado a los padres que la solución definitiva al problema no se sabrá hasta el mes de junio, cuando se conozca el número de repetidores y se produzca la definitiva configuración de los grupos para el próximo curso. Debido a esta circunstancia, el Ministerio ha instado a los padres a esperar al final del presente curso antes de formalizar la matrícula.

Enlaces recomendados: Premios Cine