La crisis, vista por los asturianos

«Recortar no es la solución porque siempre se quita al que menos tiene» Amable Fernández González | Ganadero

 08:51  
La crisis, vista por los asturianos
La crisis, vista por los asturianos 
 MULTIMEDIA

Profesionales y autónomos de diversas actividades laborales analizan la crisis económica desde el año 2008, siguiendo una serie iniciada por LA NUEVA ESPAÑA para analizar los primeros efectos de aquellos vaivenes económicos. Los mismos protagonistas repiten tres años después. En su opinión, todo ha ido a peor, con pérdida de poder adquisitivo. Señalan a los políticos y coinciden en que los recortes más que una solución son un problema.

Amable Fernández es la tercera vez que analiza la situación económica en esta serie. Es ganadero y reside en Soto de Agues (Sobrescobio). En la imagen, con su hija Laura, en la segunda entrega de los reportajes.

1Empeoró y bastante. El problema es que subió todo y lo nuestro sigue valiendo lo mismo. El pienso, por ejemplo, subió. Todas las materias primas han subido. Y la luz, y lo demás... Es decir, gastamos más y vendemos a lo mismo. La carne de la ternera asturiana y de la xata roxa seguimos vendiéndola igual, aunque se nos encarece su producción. Y menos mal que estamos ahí, porque la cosa podía ser peor.

2En el mundo nuestro, el rural, nos vienen los recortes a cada nada. A nosotros nos perjudica siempre porque mientras no arranquen historias como los planes líderes la actividad se para considerablemente. Y eso es lo que ocurre en la zona rural. Anunciaron infraestructuras, y nada. Y si ahora hay recortes, pues será que lo harán hasta en alguna carretera para el mundo rural, o así.

3Creo que es humo. Va a ser peor de lo que van diciendo todos. Deberían de consultar a todos lo sectores y ver en qué pueden quitar o no. Que lo diga la misma sociedad; no lo que digan cuatro. El problema de mi sector, por ejemplo, es que dejaron que se especulara con los alimentos. La gente que tiene dinero especula con la comida. Y así un kilo de carne triplicó el precio o el tomate que sale a seis céntimos se vende a un euro. Y eso lo permiten los gobiernos.

José Bayón es camarero en Oviedo. Ha sido una de las personas que han dibujado la crisis desde su punto de vista y el de su profesión desde 2008. En la imagen, con su hijo Pablo, en la primera entrega de la serie.

1José Bayón fue muy rotundo en sus dos anteriores intervenciones, años 2008 y 2009, sobre estos análisis de la crisis. En la primera entrega ya advertía que los sueldos eran más que justos y comentaba una anécdota muy significativa al recordar que durante un tiempo que pasó en Mallorca ganaba más en propinas que el sueldo que tenía entonces. Su visión, tres años después, es de empeoramiento total. «Desde 2008 todo va mucho peor; vamos, que nada va para arriba. Los sueldos siguen igual y suben las cosas sin parar. Y, claro, hay que pagar hipotecas y hacer frente a todos los gastos con los mismos ingresos. En la hostelería se nota la crisis bastante. La gente consume menos; sigue habiendo gente, pero con menos consumo. Ejemplo: los que tomaban tres vinos ahora toman uno.

2Los recortes no son la solución. Además, están recortando en Educación y Sanidad, que son servicios fundamentales. Tienen que recortar en los gastos de los políticos y en las pagas vitalicias.

3Yo creo que el tema está en manos de los bancos y de los financieros, no en las de los políticos. Hace falta que suelten los créditos. Ellos, los bancos, son los que mueven la pasta.

Rosa Suárez es de Gijón y la presidenta de Asociaciones Federadas de Autónomos de Asturias (AFAS). Apuesta por acabar con la economía sumergida y con los paraísos fiscales. En la imagen, en un acto de AFAS.

1Empeoró. Y nunca pensé que podía empeorar más. De 2008 a aquí se cerraron dos mil y pico comercios en Asturias. Fue una crisis muy continuada. No hubo respiro. Empezó en 2008 despacio, pero con tal virulencia posterior que fue a más. Nos decían que éramos defraudadores los autónomos porque no declaramos ni mil euros: ¡pero si no los ganamos! Tengo amigos con empresas audiovisuales y no tienen perras ni para hacer la liquidación. Además, el comercio siempre depende de los tiempos y el consumo se retrae por miedo, porque no se sabe lo que va a pasar.

2No son la solución. Sinceramente creo que no. Mientras en España y en Asturias no nos planteemos producir y aplicar el I+D+i. Falta producción. Asturias antes era agrícola, ganadera, industrial. Y todo desapareció. La industria, que era la bandera en el acero con Ensidesa o la minería, se acabó. Habrá que empezar a fabricar, a producir. Y adecuar los precios a lo que hacen los demás. Competir. Hay capacidad y capital humano. La gente joven ahora queda entre una pared y otra. Ahora se dan cuenta de que van a sufrir como sufrimos los demás. Da pena y dolor que una generación tan bien formada y preparada se quede fuera del mundo laboral. Por eso todos abogan por los autónomos: a ver si ayudan. Pero para eso tiene que haber crédito, agilizar con mecanismos como la ventanilla única y dar facilidades fiscales.

3Yo creo que todos estamos muy escaldados de lo que dicen y de lo que hacen luego. Todos tenemos incertidumbre, hasta que no se pongan al día con las finanzas. Hay que buscar que no paguen siempre los mismos y controlar la economía sumergida. Y los paraísos fiscales. Lo de los mercados me da la risa. «¡Ye como un mercado persa!». Cómo pueden tener confianza en gente que un día antes de venirse abajo Lehman Brothers estaban pidiendo dinero. Yo no lo entiendo: un día califican por arriba, otro por abajo... Se están riendo de nosotros. Como siempre.

1Empeoró la situación. Bajada de ventas total, pero total. Y, sobre todo, este verano fue brutal. Pero, vamos, exagerado. En marzo se notaba que había bajado, pero luego la caída fue de más del 60 por ciento. Te hace pensar y te preguntas: ¿qué hago? Este barrio sobre todo era muy obrero, pero de posibilidades. Hay bancos y cosas que recuerdan los buenos momentos económicos, pero ahora entran a la tienda y dicen: «Ya veré». Antes quien compraba se llevaba cuatro prendas, ahora eso ha cambiado totalmente. Bueno, aguanto el tirón, pero me planteo qué hacer. Este fin de semana es la Feria del Stock y veré si salgo bien. De momento, estoy poniendo dinero. Y, claro, la gente está aprovechando la situación y espera a que se bajen los precios. La gente tiene miedo.

2¡No! Yo creo que, como están las cosas, empeora de cara a la imagen; a lo mal que se hizo no tomando medidas antes. Ya se veía venir, como lo vieron otros países. Habrá un cambio de Gobierno, pero lo tiene chungo. Sea como sea, los ajustes se están haciendo contra el que menos puede. Ahora vienen con el impuesto de patrimonio. ¡Haberlo metido antes! Están pisando a los pequeños, al pensionista; están subiendo la luz, todo y la gente tiene que seguir pagando la hipoteca. Y a las pymes nos matan porque no hay créditos.

3Qué propuestas. Yo cuando sepa de qué hablan... Yo no me enteré de nada de lo que dicen. No votaré, es la primera vez que no voy a votar. Antes era de un partido, pero ahora mismo ya no soy de nada; no veo que nada ni nadie defiendan mis intereses. Por tanto, es evidente que a estas alturas ya da igual lo que vote. El que está en la oposición no se sabe lo que va a hacer, porque hay que esperar a que llegue a gobernar, si es que llega. Y con lo que hay ya sabemos lo que ha pasado a lo largo de estos años. Definitivamente, yo no voto a nadie por primera vez desde que puedo votar. ¿Qué me plantean?

Rocío Saavedra regenta la tienda de ropa Escarcha, en La Calzada de Gijón, tienda que en su día perteneció a Rosa Suárez, presidenta de AFAS. Saavedra comenzó el análisis en la anterior entrega y ve en la crisis un duro golpe para el comercio. En la imagen, esta semana en su negocio.

José Antonio Santiago tiene varios locales bajo el epígrafe Hostelería Pepe Santiago. Sus negocios están en el Occidente, entre Navia y Coaña. Tiene, además, una empresa de catering. Desde 2008 hasta ahora todos sus negocios han sentido la crisis. En la imagen, este año en Navia.

1Empeoró mucho y es algo que hablo constantemente con mis empleados. Estamos de acuerdo. Uno pidió la cuenta y otros bajaron el sueldo. En general, empeoró tanto que, efectivamente, se pierden empleados, con lo que no me extraña que haya cada vez más paro. Desde mi punto de vista, ya sobra el 50% de este tipo de negocios. Aquí todo el mundo pone bares y restaurantes. Es la solución que busca la gente y eso empeora las cosas.

2No, porque esos recortes también nos afectan. A mí, que tengo una empresa de catering, me afecta directamente porque hay muchos servicios de estos que se han suspendido. Es decir, cuando se recorta se empieza por suprimir este tipo de servicios. No digo que haya que hacer recortes o no, pero a mí me afecta. Mala solución. Es como bajar los sueldos a los ciudadanos. Así no habrá consumo. Pero, volviendo al sector, yo estuve en Múnich en la Fiesta de la Cerveza y hay menos de la mitad de bares que aquí y allí el nivel de vida es muy superior. Aquí la solución fue poner bares y bares y más bares. Ellos, en cambio, tienen un sistema de producción; tienen la Bayer, BMW, fabrican de cerveza...

3No, porque son todas mentira. Propuestas que luego no se cumplen. Porque lo que van a hacer de verdad no lo dicen. Y eso sí que lo sabemos todos. Tienen que hacerlo porque se lo imponen. Hemos pasado de lo normal a vivir por encima de nuestras posibilidades. Y, ahora, ¿quién baja dos peldaños?

Enlaces recomendados: Premios Cine