A. Galindo: «El 30% del PIB de EE UU corresponde a aplicaciones cuánticas»

El presidente de la Real Academia de Ciencias analizó paradojas y sorpresas de la teoría física más importante de nuestro tiempo

06.05.2008 | 00:00
A. Galindo: «El 30% del PIB de EE UU corresponde a aplicaciones cuánticas»
A. Galindo: «El 30% del PIB de EE UU corresponde a aplicaciones cuánticas»

Oviedo, Javier NEIRA

Alberto Galindo Tixaire, catedrático de Física Teórica en la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la Real Academia de Ciencias, ofreció ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA una conferencia titulada «De gatos, juegos, estadísticas, a la teleportación cuántica», dentro del ciclo de conferencias que organiza la Facultad de Química de la Universidad de Oviedo en colaboración con la Real Academia de Ciencias.


Presentó al conferenciante José Manuel Concellón, decano de la Facultad de Química de Oviedo. El profesor Galindo, acompañado de proyecciones y gráficos, expuso en primer lugar detalles y circunstancia del origen de la física cuántica que se sitúa en 1900 de la mano de Max Planck. La energía, explicó, se emite en paquetes proporcionales a la frecuencia de la luz. Después presentó a los llamados siete magníficos de la física cuántica: el propio Planck, Einstein, Bohr, De Broglie, Schrödinger, Born y Heisenberg. Y añadió que «el 30 por ciento del PIB de los EE UU corresponde a aplicaciones de la física cuántica a la tecnología».


Galindo destacó el carácter probabilístico de la física cuántica, la importancia en esa teoría del azar no caótico sino reglamentado y el entrelazamiento, una idea profunda y representativa de la realidad cuántica que presenta a cualquier sistema como dividido en dos partes, de manera que aunque ninguna de las dos esté bien definida el sistema sí lo está.


Expuso después uno de los problemas básicos que se han presentado en la física cuántica, la acción a distancia, la acción fantasmagórica a distancia que tanto criticó Einstein. Galindo explicó que en esas acciones no había transporte de información, de manera que no se producían violaciones de la lógica más elemental.


Recordó el principio de igualdad democrática de todas las historias -de todos los sucesos- posibles, enunciado por Feynman y se adentró en el experimento de la doble rendija, mil veces estudiado y discutido y, según el propio Feynman, como recordó Galindo, verdadera piedra de toque para entender los fenómenos cuánticos.


Para completar el panorama comentó algunos experimentos con fullerenos -moléculas gigantes de 60 átomos de carbono- en los que también se producen fenómenos cuánticos, de modo que prácticamente se puede decir que la teoría cuántica llega a las escalas macro y no se ciñe sólo a los niveles micro como tradicionalmente se suponía.


El presidente de la Real Academia de Ciencias pasó después a exponer y analizar casos concretos, empezando por uno tan conocido como el denominado experimento del gato de Schrödinger en honor del físico que lo ideó en 1935.


Se trata de un ensayo mental o teórico. Se supone que en una caja cerrada hay un gato y un veneno. El veneno se desprende en función de determinada desintegración atómica que tiene un plazo de tiempo medio, según la física cuántica, de una hora. En ese tiempo, y de acuerdo a la mecánica cuántica, el gato está vivo y muerto de forma simultánea. Al abrir la caja y observar al animal obviamente se rompe el doble estado cuántico -dependiente como en todo el mundo cuántico de la información- y el gato está o vivo o muerto.


Galindo también expuso paradojas cuánticas de juegos y estadísticas y la teleportación.

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine