En Bangkok

Guerra a los elefantes

El gobernador Sukhumbhand Paribatra prometió que dentro de un año no habrá más paquidermos pidiendo limosna o como atracción turística en las calles de la capital tailandesa

03.07.2009 | 15:30

Paribatra señaló que había llegado a un acuerdo con una fundación, a la que el ayuntamiento ayudará a conseguir fondos, para que adopte a los paquidermos que provocan caos circulatorios tremendos y los devuelva a la jungla.

El gobernador señaló que la sociedad en cuestión adquirirá cada elefante por un precio que oscila entre los 300.000 y 1.000.000 de bat (8.799-29.330 dólares o 16.701-20.877 euros).

La organización no gubernamental Traffic calcula que unos 1.000 ejemplares salen del campo entre octubre y mayo, la temporada alta, y acuden a las ciudades, de los que 200 van a Bangkok.

El episodio de los elefantes como reclamo turístico empezó cuando la Autoridad Turística de Tailandia llevó unos elefantes a Bangkok para exhibirlos hace unos 40 años y los dueños o cuidadores (manhout) se dieron cuenta del negocio.

La tendencia se aceleró a partir de 1989, cuando el Gobierno prohibió casi completamente la tala de árboles, lo que dejó desempleados a miles de ellos.

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine