Vaticano

El Papa pide al G8 que no olviden la "ética" ante la crisis

De cara al encuentro de líderes mundiales que se celebrará en la ciudad italiana de L'Aquila del 8 al 10 de julio próximos

04.07.2009 | 20:04

El papa Benedicto XVI ha pedido a los países participantes en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del "Grupo de los Ocho" (G8) de la próxima semana que contemplen también el "valor ético" de las medidas a adoptar para salir de la crisis económica.

En una carta divulgada hoy por la Santa Sede y dirigida al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en calidad de presidente de turno del G8, el Papa exige a los representantes de las mayores potencias económicas mundiales más Rusia que no se olviden de la ayuda al desarrollo de los países más pobres.

Benedicto XVI pide asimismo que se "refuerce el multilateralismo", no sólo en la economía, sino también en asuntos como la paz mundial, la seguridad o el desarme.

"La actual crisis económica mundial comporta la amenaza de la cancelación o de la drástica reducción de los planes de ayuda internacional, especialmente a favor de África y de los otros países menos desarrollados económicamente", dice el Obispo de Roma en el texto.

"Y por tanto, con la misma fuerza con la que Juan Pablo II pidió la condonación de la deuda externa, querría yo también hacer un llamamiento a los países miembros del G8, a los otros estados representados y a los Gobiernos del mundo entero, para que la ayuda al desarrollo y, sobre todo, la dirigida a 'valorar' el 'recurso humano' se mantenga y potencie", prosigue.

Según el Papa, ésa es una de las "principales vías de solución" para una crisis de la que se ha de salir, dice, con medidas eficaces que contemplen también un "valor ético".

"A los ilustres participantes al encuentro del G8, me urge además recordar que la medida de la eficacia técnica de las iniciativas a adoptar para salir de la crisis coincide con la medida de su valor ético", indica el Obispo de Roma.

"Hace falta -agrega- tener presentes las concretas exigencias humanas y familiares: me refiero, por ejemplo, a la efectiva creación de puestos de trabajo para todos, que permitan a los trabajadores y a las trabajadoras hacer frente a las necesidades de la familia y cumplir con la responsabilidad primaria de la educación de sus hijos".

La economía es uno de los principales asuntos que el Pontífice aborda en la tercera encíclica de su pontificado, titulada "Cáritas in veritates" (Caridad en la verdad), que será presentada el próximo martes, en la víspera del comienzo de la cumbre del G8.

En su carta a Berlusconi, y en referencia a la presencia en L'Aquila de otros países además del "Grupo de los Ocho", Benedicto XVI afirma que "la ampliación del G8 a otras regiones constituye un importante y significativo progreso" y expresa su deseo de que las decisiones de la cumbre puedan ser acogidas por Naciones Unidas.

El Papa aplaude la decisión del Ejecutivo italiano de llevar la cumbre del G8 a L'Aquila, una de las ciudades más afectadas por el seísmo del pasado 6 de abril que dejó 299 muertos.

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine