Espacio

La sonda lunar india tuvo problemas de orientación que pueden acortar la misión

La nave no tripulada tiene la misión de trazar un mapa tridimensional del satélite y estudiar su composición geológica.

17.07.2009 | 14:57

La sonda lunar india "Chandrayaan-1" ha perdido un "sensor vital" que afecta a su orientación, lo que puede acortar la misión de dos años que comenzó con su lanzamiento en octubre de 2008, según informaron hoy responsables del proyecto.

"Desafortunadamente, en el último mes hemos perdido un sensor vital" necesario para "su orientación precisa" hacia el satélite lunar, explicó a la agencia PTI el presidente de la Organización India de Investigación Espacial (ISRO), G. Madhavan Nair.

"Con esta pérdida, estamos realmente preocupados", añadió Nair, que aseguró también que los científicos del ISRO han recurrido a un "método muy innovador para superar el problema" y confió en que funcione.

El portavoz del ISRO, S. Satish, explicó a las agencias indias que, tras las "disfunciones" detectadas en el sensor, los responsables espaciales han recurrido a un "mecanismo de orientación por antena y giroscopios".

"Pero no estamos seguros de cuánto tiempo seremos capaces de mantenerlo. La vida de la 'Chandrayaan-1', diseñada para dos años, puede verse reducida", admitió.

Su misión, de momento, "continúa satisfactoriamente", agregó.

"Hemos logrado girar la nave hacia la luna sin afectar a sus múltiples funciones y todos sus instrumentos científicos están funcionando de forma satisfactoria. La misión está segura", aseveró.

Satish explicó que la perfecta orientación de la "Chandrayaan-1" hacia la superficie lunar es "crítica para llevar a cabo los experimentos", pues si se desorienta "la toma de datos es difícil".

La nave no tripulada, primera sonda lunar india, fue lanzada el 22 de octubre de 2008 desde la isla sureña de Sriharikota y tiene la misión de trazar un mapa tridimensional del satélite y estudiar su composición geológica.

Con el lanzamiento de la sonda, que alcanzó la órbita lunar el 8 de noviembre, la India se unió al club de potencias con misiones en el satélite, integrado por Rusia, EEUU, la Agencia Espacial Europea (ESA), China y Japón, aunque sus críticos cuestionaron su necesidad en un país con otras más acuciantes como la pobreza.

El proyecto tiene un coste de 3.860 millones de rupias (unos 78 millones de dólares).

Para su misión, la sonda dispone de once instrumentos científicos, de los que cinco son indios, tres de la ESA, dos de la NASA y uno búlgaro.

La "Chandrayaan-1", que sufrió la avería poco después de ser colocada a 200 kilómetros de la luna sobre los 100 con los que comenzó la misión, ha completado 3.000 órbitas alrededor del satélite que está estudiando.

Aunque el ISRO anunció su intención de enviar una misión tripulada a la luna en el futuro próximo, el ministro de Ciencia y Tecnología, Prithviraj Chavan, desmintió ayer que exista ese plan.

Chavan concretó que el proyecto es enviar una nave "Chandrayaan-2" que podrá aterrizar en la luna y dar continuidad a los experimentos de la "Chandrayaan-1".

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine