EN DIRECTO

Asturias: una relación de amores, números bajo la carpa y accidentes

 07:31  
Ani Rivera y Cristo en Noreña, en 1995.
Ani Rivera y Cristo en Noreña, en 1995. 

Oviedo / Gijón

La relación del domador con Asturias fue intensa y en todas las vertientes. Sus viajes a la región y sus actuaciones fueron constantes; tanto que en 1985 ya se enfrentaba a sus leones bajo carpas instaladas en Oviedo y Gijón. Cuando venía, solía dejarse ver hasta tal punto que él era el mayor reclamo para hacer la publicidad de cada circo. Así, en 1996, Cristo se paseaba con la elefanta «Dumba» por Oviedo. Estaba la lona instalada en el Parque de Invierno, y el domador, entonces con el circo Olimpia, enseñó de cerca a los ciudadanos a «Dumba», que tenía 16 años y pesaba más de dos toneladas. Antes y después de eso hubo otros lugares del Principado que recorrió. Aunque uno de ellos, muy significativo, fue en en Noreña, en 1995. Allí proclamó su amor por Ani Rivera, una ovetense con la que mantuvo un romance; una relación que Cristo definió así: «Si no hubiera conocido a Ani, probablemente no hubiera seguido actuando. Dios ha sido benévolo conmigo, ha puesto a Ani en mi camino». Ani conoció a Cristo mientras estaba en Gijón, entonces con el circo Wonderland. Ella salía de entrenar de natación y decidió acercarse al circo a ver los leones. Se cruzó con Ángel Cristo, le dijo «hola» y se fue. Pero rápidamente volvió e iniciaron una conversación, quedaron para tomar algo e intercambiaron teléfonos. A partir de ahí se inició una intensa relación en la que Ani lo acompañaba a todas las actuaciones. «Abandonaré mis estudios y mi trabajo y, cuando acabe la gira por Asturias, pienso irme con él», confesaba Ani entonces.


Pero los problemas se fueron cruzando en la vida del domador y, como ya le había ocurrido con Bárbara Rey, la relación se rompió. Sus visitas más recientes a Asturias fueron un vaivén, ya que en 2008 tuvo un accidente de coche en el centro de Gijón que acabó en trifulca con los ciudadanos, y el año pasado, ya muy deteriorado, regresó a Oviedo y visitó LA NUEVA ESPAÑA para promocionar un espectáculo de motos: «Cerré mi negocio por agotamiento, en el circo no hay empresarios», declaró en esa ocasión.

Enlaces recomendados: Premios Cine