19 de mayo de 2012
19.05.2012
ÚLTIMA HORA
El PDeCAT apoya levantar la "suspensión" de la independencia si se aplica el artículo 155

El Gobierno prepara un «impuesto a la enfermedad», advierten el PSOE e IU

Rubalcaba acusa al PP de hacer lo contrario de lo que dice y pronostica el copago para después del 25-M l Arenas: «El problema es el impago»

19.03.2012 | 04:36
El Gobierno prepara un «impuesto a la enfermedad», advierten el PSOE e IU

El Ejido / Sevilla / Oviedo, Agencias / P. Á.


El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió ayer de que el Gobierno que preside Mariano Rajoy preparara un «impuesto a la enfermedad» para después de las elecciones andaluzas y asturianas -que se celebrarán el domingo próximo- porque «la derecha dice una cosa y hace la contraria». En Oviedo, el diputado nacional de IU, Gaspar Llamazares, afirmó que el presidente del Gobierno «ha mentido a los españoles» al decir que no era partidario del copago sanitario. Llamazares coincidió con Rubalcaba en hablar de un «impuesto sobre la enfermedad», muy negativo, por cuanto «contradice» la filosofía del sistema sanitario público, «hecho precisamente para lo contrario, para defender a los débiles frente a la enfermedad en tiempos de crisis».


Javier Arenas, candidato del Partido Popular a la Presidencia de Andalucía, replicó que el problema en esta comunidad autónoma no es el copago, sino el «impago», ya que -detalló Arenas- la Junta debe 1.500 millones en facturas farmacéuticas, 1.284 millones en suministro de material sanitario y tiene una partida en la Cámara de Cuentas de 1.715 millones sin pagar. Arenas se comprometió a aplicar un calendario fiable de pagos a estos acreedores y enfatizó que «la sanidad pública, gratuita y universal no es patrimonio de ningún partido, sino de la Constitución española».


Rubalcaba participó en un acto de campaña en Almería. Allí afirmó que Javier Arenas es «exactamente igual» que Rajoy, porque forma parte de «esa derecha» que está «aprovechando la crisis» como un «pretexto» para «ajustar las cuentas del Estado del bienestar». Según el líder socialista, el presidente del Gobierno dijo que no le gustaba subir impuestos, «y los subió»; que no iba a abaratar el despido, y lo ha puesto «a precio se saldo», y ahora, que no es partidario del copago, y «lo pondrá» como un «impuesto a la enfermedad, pero después de las elecciones andaluzas y asturianas».


A juicio de Rubalcaba, estos «ajustes ideológicos» continuarán con el copago sanitario, una medida que el PP favoreció en Cataluña con su abstención.


El presidente de la Junta de Andalucía y candidato socialista a la reelección, José Antonio Griñán, expresó su intención de recurrir al Tribunal Constitucional si el Gobierno central aprueba la ley del copago sanitario, una medida que calificó de «equivocada» y «estúpida». A juicio de Griñán, si se excluye del copago a pensionistas y a enfermos crónicos, entonces «la burocracia será mayor que el ahorro». El candidato del PSOE defendió una vía para financiar la sanidad que pase por el ahorro con «cirugía mayor ambulatoria, subasta de medicamentos, prescripción de genéricos...», medidas con las que el Gobierno andaluz ha ahorrado «cientos de millones» en sanidad.


Menos complaciente con la sanidad pública andaluza se mostró Javier Arenas, quien anunció que si preside la Junta ordenará la elaboración de una auditoria de las «larguísimas» listas de espera diagnósticas y quirúrgicas en los hospitales andaluces, al considerar que han sido «maquilladas» durante los últimos años por los gobiernos del PSOE.


El primer secretario del Partido Socialista de Cataluña (PSC), Pere Navarro, denunció que CiU, con la aprobación del pago de un euro por receta, ha convertido Cataluña en «un laboratorio de ensayos de las políticas de derecha en España»,


Entre tanto, los farmacéuticos catalanes han solicitado a la Consejería de Salud de la Generalitat una serie de contrapartidas y que ésta resuelva una serie de dudas que tienen en relación con la aplicación del euro por receta, que está previsto que entre en vigor el próximo mes de junio. El presidente en funciones del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, Francesc Pla, señaló que ejecutar este cobro por parte de las boticas requerirá un esfuerzo adicional y ciertas modificaciones tecnológicas. Según Pla, a los farmacéuticos no les gusta tener que actuar como recaudadores.

«La derecha aprovecha la crisis para ajustar las cuentas del Estado del bienestar»


<Alfredo Pérez Rubalcaba
>

Secretario general del PSOE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine