23 de mayo de 2012
23.05.2012

Goteo de concienciación

La Empresa Municipal de Aguas recorre siete colegios para enseñar a los alumnos la importancia del ahorro en su consumo

23.03.2012 | 04:41
Cristina Noval, haciendo una pregunta sobre el agua a varias alumnas.

Gijón, Pablo TUÑÓN


Al menos por ayer, los alumnos del Colegio Público Lloréu parecían estar más que concienciados sobre la importancia del agua y la urgencia de cuidar su consumo. «A partir de ahora voy a tener cuidado con el agua», era la conclusión más repetida por los escolares, que disfrutaron y aprendieron en unas jornadas organizadas por la Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA) con ocasión del «Día Mundial del Agua».


En el Lloréu, disfrutó especialmente el alumnado de segundo ciclo (3.º y 4.º de Primaria). Primero participaron en un concurso con preguntas sobre el agua, con una breve lección previa impartida por la monitora. Cristina Noval se afanaba por explicarles a los alumnos de 4.º la inconveniencia de tirar residuos por el inodoro cuando Javier, uno de los alumnos, le salió al paso con una pregunta imaginativa: «¿Qué pasa si en una alcantarilla abierta tiramos un millón de papeles?».


Una vez llegado el concurso, hubo respuestas sin desperdicio. «¿Cuántos litros de agua hay que beber al día?», preguntó Noval. «Cincuenta litros», contestó convencida la portavoz de uno de los equipos. Y cuando no lo tenían claro, ingenio no les faltaba. Cuando se les pidió decir tres formas de ahorrar agua en el baño y la tercera se atragantaba, a los pequeños alumnos se les ocurría algo. «No tirar de la cisterna cuando haga uno lo que necesite y otro lo vaya a hacer después», respondía Laura, otra alumna de 4.º. Tras el concurso, los estudiantes de 3.º y 4.º de Primaria fabricaron unas gotas de agua hechas con fieltro: dibujando con una plantilla, recortando y cosiendo. «El día estuvo genial. Hubo un concurso y eso nos gusta a los niños. Y además las manualidades son muy divertidas», opinaba Álvaro González, que aprendió «qué es lo que contamina el agua, dónde se almacena y cuánto bebe una persona».


«Estuvo muy bien, porque no es una cosa que hagamos a menudo y trabajamos los compañeros juntos», decía Ariadna Fernández, compañera de Álvaro García en 4.º de Primaria. Ella estaba convencida. «Antes cuidaba más o menos el agua, pero ahora lo voy a hacer más. Voy a decirles a mis padres que no beban más de lo que tienen que beber y que hay que ahorrar», señalaba la pequeña.


La jornada tuvo de todo, ya que hasta dos alumnos de 6.º de Primaria tuvieron ocasión de hablar en directo en un programa de radio que se emitió desde el Colegio Lloréu. Actividades similares, concienciando sobre el consumo del agua y su condición de recurso limitado, recorrieron ayer otros colegios: San Vicente de Paúl, Nicanor Piñole, Xove, Pericones, Alejandro Casona y San Miguel. Ahora sólo falta que, entre otras cosas, los críos renuncien al baño y lo reduzcan a una ducha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine